AETHERIA TRAVELS
Estás leyendo:

Niko Pirosmani o el primitivismo georgiano

0
Niko Pirosmani, Tiflis, Georgia, Pintura
ARTE Y MUSEOS

Niko Pirosmani o el primitivismo georgiano

Un campesino de Mirzaani

Niko Pirosmani es seguramente uno de los máximos exponentes de la pintura de Georgia. Su apellido completo es en realidad Pirosmanashvili. Nacido en el poblado de Mirzaani en 1862, se crió en una familia de campesinos. Al quedar huérfano a temprana edad, se trasladó a Tiflis donde comenzó a trabajar como sirviente de familias acomodadas. Durante su estancia en la capital, el joven aprendió a leer y escribir. A los 14 años, Pirosmani regresó a su aldea natal para ocuparse de las tareas del campo. Más tarde, volvería a Tiflis donde desempeñó diversos trabajos.

Pintor autodidacta

Niko Pirosmani fue un pintor autodidacta. Una de sus especialidades fue la pintura sobre hule negro y, de hecho, muchas de sus pinturas están realizadas en colores vivos que resaltan sobre un fondo muy oscuro. Pirosmani fue alternando su pasión por el arte con una gran cantidad de trabajos que le permitieron malganarse la vida. Las dificultades económicas le persiguieron durante toda su vida. Falleció en 1918, a los 55 años, como consecuencia de la epidemia de gripe que asoló a Europa y que le encontró debilitado por malnutrición e insuficiencia hepática.

Primitivismo

El estilo de Niko Pirosmani se encuadra en el primitivismo. Este movimiento artístico surgido en Rusia está muy próximo al arte naïf francés y, como él, privilegia las formas ingenuas, los colores vivos y puros y la escasez o ausencia de perspectiva. Al igual que en la corriente naïf, los pintores primitivistas son generalmente autodidactas. El primitivismo se ocupa fundamentalmente de la vida campesina, de sus celebraciones y de la imaginería popular.

Pirosmani en la Galería Nacional

Hacia 1910, Pirosmani empezó a ser conocido por la crítica internacional. Tras la Primera Guerra Mundial, su fama fue creciendo y fue invitado a formar parte de la Sociedad de Pintores Georgianos, fundada en 1916. Sin embargo, la relación de Pirosmani con la citada Sociedad no fue fluida. Le perseguían una vez más los problemas económicos y sus desvelos iban encaminados a intentar solucionarlos más que a teorizar sobre el arte y la pintura.

Pirosmani fue poco a poco ganando fama como pintor naïf, especialmente en París. En 1926, años después de su fallecimiento, apareció el primer libro sobre su obra. A día de hoy, se conservan unas 200 obras del pintor. La mayor y más representativa colección de su obra se encuentra en la Galería Nacional de Tiflis. Este museo de pintura georgiana alberga unas 30 obras del pintor en una sala dedicada exclusivamente a su obra.

Las pinturas de Pirosmani que se conservan en la Galería Nacional representan un valioso testimonio de la vida georgiana de la época. Las fiestas del campo, los alimentos, los banquetes de celebración, los animales o los oficios rústicos o de la ciudad son temas recurrentes en sus cuadros.

Un icono nacional

Hoy en día, Niko Pirosmani es reconocido como uno de los personajes georgianos más populares. En 1969, el cineasta georgiano Giorgi Shengelaia realizó una película sobre su vida y su obra. El rostro de Pirosmani aparece también impreso en los escasos billetes de 1 lari que aún circulan. Se realizan periódicamente exposiciones sobre su obra en foros internacionales, pero quizás la mayor prueba de su gran calado entre la población georgiana es la reproducción de fragmentos de su obra en muestras de arte urbano de Tiflis. Si se pasea atentamente por la ciudad, es posible descubrir coloridas pinturas callejeras que rinden homenaje al arte primitivista de Niko Pirosmani.


Nota: todas las pinturas que se muestran en esta entrada están expuestas en la Galería Nacional de Tiflis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!