AETHERIA TRAVELS
Estás leyendo:

Florencia: David o el triunfo de la belleza

0
ARTE Y MUSEOS

Florencia: David o el triunfo de la belleza

«Ho visto l’angelo nel marmo e intagliato fino a quando non è stato rilasciato»
«Vi el ángel en el marmol y esculpí hasta poder liberarlo»
Michelangelo Buonarroti

Florencia, arte y belleza

Florencia es sin duda alguna una de las ciudades con mayor concentración de arte y belleza. No en vano el escritor Stendhal ubicó allí el síndrome que lleva su nombre y que consiste en una intensa reacción psicosomática causada por la contemplación de una obra de arte.

A pesar de los múltiples atractivos de Florencia, el David esculpido por Miguel Ángel Buonarroti sigue siendo una de los principales puntos de referencia para los viajeros que visitan la ciudad. La escultura se encuentra en la Galleria de l’Accademia, a donde fue trasladada desde su ubicación original a la entrada del Palazzo Vecchio.

Un encargo para la catedral

En el año 1501, Miguel Ángel recibió por parte de la Opera del Duomo el encargo de realizar una escultura para la catedral de Santa Maria dei Fiori. Durante varios años, Miguel Ángel trabajó cincelando y puliendo un único gran bloque de mármol de Carrara del que surgiría un vigoroso David de más de 5 metros de altura. En 1504 el artista dio por terminada la escultura. Esta causó una gran impresión y fue acogida favorablemente, si bien fue considerada de carácter más laico que religioso. Por ello, en lugar de en la catedral, el David fue finalmente emplazado a la entrada del Palazzo Vecchio, como un emblema de la fuerza y de la independencia de los florentinos.

David frente a Goliat

Con esta creación, Miguel Ángel rememora al héroe de una batalla bíblica librada en el Valle de Ela. Según cuenta el Antiguo Testamento, Israel es asediado por los filisteos, comandados por el gigante Goliat. David es un humilde pastor judío, armado tan solo con su honda. Durante la lucha, una piedra lanzada por David impacta de manera certera en la frente de Goliat, quien contra todo pronóstico cae desplomado al suelo.

Un modelo de belleza

El David cincelado por Miguel Ángel es vigoroso, atlético, de cuerpo que se adivina ágil. Sus músculos están rotundamente marcados, su cuello es fuerte, su talle fino y sus hombros anchos. No está en movimiento, pero sí presto a la acción. Las facciones clásicas del rostro, enmarcadas por una frondosa cabellera rizada, son bellas y delicadas, pero a la vez muestran firmeza y masculinidad.

La precisión de los detalles hace a la escultura increíblemente real. El movimiento pulsátil de la sangre parece sentirse en las venas que surcan el cuello o las manos. Éstas están esculpidas con un realismo casi imposible. El mármol no parece piedra sino que adopta la consistencia flexible de la carne.

Como dijo en el siglo XVI Giorgio Vasari, considerado uno de los primeros historiadores del arte, «cualquiera que haya visto [el David] no tiene necesidad de ver ninguna otra obra de otro escultor, vivo o muerto». Sin duda alguna, este joven de ya más de 500 años sigue siendo hoy en día un modelo fascinante de vigor y belleza clásica masculina.


Saber más:

  • Miguel Ángel fue esculpiendo el David desde diferentes ángulos. Uno de sus objetivos era que la escultura pudiera ser contemplada desde diferentes puntos de vista y no exclusivamente de manera frontal, como ocurría en el medievo. La actual ubicación de la escultura en la Galleria dell’Accademia permite cumplir el deseo de Miguel Ángel. El David se encuentra en la intersección de dos amplias galerías, y es posible rodearlo y contemplarlo desde múltiples perspectivas.
  • Además de la escultura original, existen dos copias más del David en la ciudad de Florencia. Una de ellas se encuentra a la entrada del Palazzo Vecchio, donde el original estuvo emplazado antes de su traslado a la Galleria de l’Accademia para protegerlo de la intemperie. La otra se encuentra en el Piazzale Michelangelo, al otro lado del río Arno, desde donde se disfruta de una magnífica panorámica de Florencia.

Más información:

Galleria Dell’Accademia
Via Ricasoli, 58/60
50122 Florence
Tel. +39 055 0987100
Email: infouffizi@beniculturali.it

(2) Comments

  1. Muy buen articulo, muy recomendable! Saludos.

    1. aetheria says:

      ¡Muchas gracias! Agradezco mucho el comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!