AETHERIA TRAVELS
Estás leyendo:

Imagen y Palabra: Fin de día en Nueva York

0
Estados Unidos, IMAGEN Y PALABRA

Imagen y Palabra: Fin de día en Nueva York

Puesta de sol en Hells Kitchen, Nueva Yorl

«Halte mich bei Sonnenuntergang an der Hand, wenn das Licht des Tages erlischt und die Dunkelheit ihr Sternentuch entfaltet… Halte sie fest, wenn ich es nicht schaffe, Zu leben in dieser unvollkommenen Welt Halte mich an der Hand… bring mich dothin, wo Zeit nicht existiert…»

«Coge mi mano al atardecer, cuando la luz del día se apaga y la oscuridad hace deslizar su constelado de estrellas…
Mantenla apretada cuando no pueda vivir este mundo imperfecto…
Coge mi mano…Llévame donde el tiempo no existe…»

Herman Hesse.


La imagen:

Un día más ha transcurrido, frenético, en la Gran Manzana. Estamos en la azotea de un edificio de apartamentos en Hell’s Kitchen, un antiguo barrio deprimido de Manhattan ahora reconvertido en vecindario abierto y multicultural . El sol se está poniendo por New Jersey, al otro lado del río Hudson. Recortado sobre el cielo rojizo, un elemento tremendamente característico del skyline neoyorkino: el depósito de agua. Hay miles de ellos en Nueva York, construidos desde finales del siglo XIX para abastecer a una gran ciudad sedienta en su constante crecimiento. La gran urbe se va sumiendo paulatinamente en la oscuridad, con esa calma melancólica que a veces sigue a la agitación. Pero es sólo una ilusión de penumbra. Enseguida, miles de lucecitas en ventanas y neones de colores volverán a iluminar a la Ciudad que Nunca Duerme…

La palabra:

Hermann Karl Hesse nació en 1877 en la pequeña ciudad de Calw, en la Selva Negra alemana y murió en Montagnola, Suiza, a los 85 años. Escritor prolífico, dejó numerosas novelas y poemas. También dedicó parte de su tiempo a la pintura. Sus acuarelas coloristas le ayudaron a contrarrestar el pesimismo de su temperamento existencialista. El día acaba, la vida acaba, el tiempo, inexorable, es el responsable de esa imperfección. La toma de conciencia de la finitud genera la enorme angustia de la que Hesse nos habla en el poema. Ante la inaplazable condena, sólo queda el consuelo de la compañía de otro ser finito. O la falsa ilusión de poder engañar al tiempo, iluminando la noche para que se confunda con el día, en una huida hacia delante de luces de neón…


Hell's Kitchen
📍Midtown, Manhattan, USA

«Imagen y Palabra» se publica también en la página amiga Yukali Página Literaria.

¡No dejes de visitarla!


Imagen y Palabra combina una fotografía de viaje con un fragmento literario. Puedes ver más entradas de esta categoría pinchando en este enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!