AETHERIA TRAVELS
Estás leyendo:
Jardín Botánico Atlántico, el museo vegetal de Gijón
0

Un jardín del norte

En el año 2003, se inauguró junto al colosal edificio de la Universidad Laboral, el primer jardín botánico del noroeste de la península ibérica. El Jardín Botánico Atlántico de Gijón no engaña en cuanto a su ubicación y menciona con orgullo el océano que baña las costas de la ciudad. Dar a conocer la flora del Atlántico, estudiarla, cuidarla y conservarla, son algunos de los fines de este espacio educativo, cultural y de ocio.

Vista desde la torre de la Laboral con parte del Jardín Botánico Atlántico de Gijón en primer plano

Este jardín del norte ha incorporado elementos del entorno en el que se encuentra, como los bosques de la Aliseda del arroyo Peña Francia y de la Carbayera de El Tragamón, que sobrevivieron a la expansión urbana de Gijón. También forma parte del botánico el histórico Jardín de la Isla del que hablamos más adelante en este artículo.

La Laboral desde el Jardín Botánico Atlántico de Gijón

ÍNDICE DE CONTENIDOS:

▪︎Un jardín del norte
▪︎Colecciones temáticas
▪︎El Jardín de la Isla
▪︎Flores en cada estación
▪︎El laberinto de laurel
▪︎Un jardín, muchos paseos

Información práctica

Colecciones temáticas

El patrimonio vegetal Jardín Botánico Atlántico de Gijón se basa en seis colecciones temáticas: el Jardín de la Isla, el Entorno Cantábrico, el Itinerario Atlántico, con especies de ambos lados del océano, la Factoría Vegetal, dedicado a plantas de diversos usos que forman parte de nuestra vida cotidiana, o el Herbario, que incluye pliegos de plantas recolectadas entre 1820 y principios del siglo XXI. La sexta colección es el Banco de Germoplasma, que almacena semillas de especies prioritarias para la conservación en Asturias. Y es que el Jardín Botánico Atlántico es un lugar para aprender, ideal para niños y mayores, o simplemente para pasear y disfrutar de un mundo sensorial, repleto de colores, olores y suaves sonidos.

Una vistosa hilera de plátanos de sombra cierra uno de los laterales del Jardín Botánico Atlántico

El Jardín de La Isla

Quizás uno de los entornos más evocadores del Jardín Botánico Atlántico de Gijón sea el de La Isla. Es este un jardín histórico ideado en 1870 por el industrial gijonés Florencio Valdés para el disfrute de los invitados a su finca. Al más puro estilo decimonónico, el Jardín de la Isla rezuma romanticismo con sus pabellones, pérgolas y cenadores, los estrechos puentes que cruzan los estanques repletos de plantas acuáticas y las estatuas decadentes de corte mitológico. El viento susurra al colarse por las ramas de los árboles centenarios y balancea suavemente los helechos. Es este un lugar de paz y equilibrio, de verde y de sombra, donde se podrían pasar horas leyendo, escribiendo, pintando.

En uno de los extremos del Jardín de la Isla, una llamativa fuente monumental realizada en cerámica atrae la mirada por su diseño colorido. Es la Fuente de Talavera, que conecta esta ciudad del norte con Castilla-La Mancha. Fue encargada en 1942 al prestigioso taller de Talavera de la Reina dirigido por el ceramista Juan Ruiz de Luna, quien diseñaría también los rótulos de las calles de Gijón a partir de 1940. Como curiosidad, el nieto de éste, Alfredo Ruiz de Luna, realizó los atractivos rótulos cerámicos de las calles del centro de Madrid.

Aunque en un principio, la Fuente de Talavera se ideó para el proyecto de jardín del Instituto de Puericultura (Gota de Leche) del Dr. Avelino González en el Paseo de la Infancia, lo cierto es que nunca llegó a instalarse allí. Las cerámicas pasaron muchos años en un almacén municipal hasta que en 2007 se decidió que el Jardín de la Isla era un lugar propicio para estos materiales tan delicados.

Detalle de una figura infantil de la Fuente de Talavera

Flores en cada estación

Visito este jardín botánico a principios del mes de marzo. En el Jardín de la Isla, me asombran los macizos repletos de camelias en flor o a punto de florecer. Sus colores combinan a la perfección con las cercanas magnolias, de color rosa pálido o de un tono mucho más intenso cercano al morado -especie Red Red-, o con el humilde pero bonito brezo.

Camelias en el Jardín Botánico Atlántico de Gijón
La perfección de una camelia del Jardín Botánico Atlántico de Gijón
Magnolias en el Jardín Botánico Atlántico de Gijón
Magnolias y brezos a principios del mes de marzo

Junto a los arbustos centenarios de camelias, la Mesona, una gran mesa de piedra, fue en otro tiempo el centro de reuniones y animadas tertulias de la alta burguesía gijonesa de finales del siglo XIX. Cuando llegué hasta ella, una camelia rosa, situada en una esquina, contrastaba con el gris de la piedra y el verde del musgo en una estampa de una gran belleza romántica. En torno a la mesa, los elegantes bancos blancos ponen una nota de color claro, contrastada por los rojos y rosados de los pétalos que tapizaban el suelo.

Mesa de piedra del Jardín Botánico Atlántico de Gijón

Acebo, fucsias, hortensias, narcisos, jacintos, dalias o plátanos de sombra, por citar sólo algunos ejemplos, se dan cita en este jardín bucólico. Cada temporada dará sus colores y olores, sus texturas suaves o picudas, en este espacio vegetal. Los helechos y los musgos pondrán notas de verde durante todo el año y los árboles señoriales verán cada primavera despertar las yemas dormidas.


El laberinto de laurel

En la porción de jardín dedicada al Entorno Cantábrico, un grupo de escolares alborota ante el laberinto de laurel. ¡Qué divertido es siempre, incluso para los que ya no somos niños, internarse en los pasillos de estos laberintos vegetales sin saber si nos llevarán por el buen camino hasta el punto central o nos harán retroceder en busca de bifurcaciones más acertadas! Aquí, en el Jardín Botánico Atlántico de Gijón se trata de llegar hasta un faro blanco con remate rojo y una veleta con una fecha: 1923. Es una réplica del faro de cabo de Torres, situado al oeste de la ciudad. Con afán didáctico, su interior simula ser el tallo de una planta en el que se distinguen los tejidos vegetales.

Laberinto del Jardín Botánico Atlántico de Gijón
Laberinto del Jardín Botánico Atlántico de Gijón
El laberinto de laurel visto desde la torre de la Laboral
Faro del laberinto del Jardín Botánico Atlántico de Gijón
Una réplica del faro de Cabo de Torres en el centro del laberinto

Un jardín, muchos paseos

Son necesarias varias horas e incluso varias jornadas para recorrer en profundidad este original jardín botánico y visitar a conciencia sus seis colecciones temáticas. Es por eso que me he prometido volver algún día, para recorrer de nuevo lo ya visto y pasear por los espacios a los que no pude llegar en mi primera visita. En cualquier caso y aunque sea por un par de horas solamente, al visitar Gijón hay que internarse en este jardín del norte y saborear su sosegada originalidad. Yo me quedo con las palabras que vi grabadas en uno de los bancos de forja blanca y madera del Jardín de la Isla. Son de Concepción Arenal, quien las escribió tras una visita a este encantador espacio verde:


👁‍🗨 «Os deseo una vida tan pura como el aire que aquí se respira y tan feliz como son gratas las impresiones que recibo en este lugar delicioso». Concepción Arenal.


Un banco blanco en el Jardín de la Isla del Jardín Botánico Atlántico de Gijón

Información práctica

▪︎Cómo llegar

El Jardín Botánico Atlántico está ubicado en una zona periférica de Gijón. Se puede tomar un taxi o un autobús. Las líneas L1, L2, L8 y L35 tienen parada en el Jardín Botánico (pinchar en el enlace para ver las rutas respectivas).

▪︎Tarjeta Gijón Card

La tarjeta turística digital Visit Gijón Card incluye entrada al Acuario de Gijón + entrada Jardín Botánico Atlántico + bus urbano ilimitado por 1 día. Existen también tarjetas de 2 y 3 días con opciones más amplias.

⚪️ App Visit Gijón Card      Para iOS     Para Android

▪︎Tienda

El Jardín Botánico Atlántico cuenta con una tienda de plantas a la que se puede acceder de manera independiente a los jardines.

▪︎Mapa

Jardín Botánico Atlántico de Gijón
📍Av. del Jardín Botánico, 2230, Periurbano - Rural, 33203 Gijón, Asturias
📞 985185130
🌐 botanico.gijon.es

Agradecimientos: A Gijón Turismo por hacer posible esta visita tan especial.

Dedicado a mi amiga @Marianconflores, entusiasta de Gijón, las flores y los jardines.


Seguir leyendo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *