AETHERIA TRAVELS
Estás leyendo:

Navarra: descubrir la villa de Olite y su herencia medieval

0
Torres del Palacio Castillo de Olite, Navarra
NAVARRA

Navarra: descubrir la villa de Olite y su herencia medieval

De vuelta al medievo

A poco más de 40 km al sur de Pamplona, en la comarca de Tafalla, se encuentra la localidad navarra de Olite. Sólo hace falta cruzar a pie la Puerta de San Francisco, un arco de entrada al casco antiguo amurallado de Olite, enfilar la rúa de San Francisco y llegar a la Plaza de los Teobaldos para sentir que el tiempo ha retrocedido varios siglos.

Fue aquél un tiempo de esplendor en tierras navarras y Olite da buena cuenta de ello aún hoy en día. Como dice Bécquer en su «Notas de un viaje por Navarra», Olite es un regalo para «el artista que busca en los pueblos de la vieja España restos de otros siglos y otras costumbres…«. Pero empecemos nuestro propio recorrido a pie para descubrir Olite y su destacada herencia medieval.

(*pincha en las imágenes de este artículo para más información)

Plaza de los Teobaldos

Desde la puerta de San Francisco, o de Tafalla, se llega en apenas 2-3 minutos a la Plaza de los Teobaldos, uno de los lugares principales del casco antiguo. Teobaldo I el Trovador fue el nombre del primer rey de Navarra, quien reinó desde 1234 a 1253 y era originario de la Champaña francesa. Le sucedió Teobaldo II el Joven, su hijo, que fue rey desde la muerte de su padre hasta 1270, año en el que murió en Sicilia cuando ayudaba a San Luis, rey de Francia, en una misión relacionada con las Cruzadas.

Preside precisamente la plaza el Palacio de los Teobaldos o Palacio Viejo, que hoy en día está ocupado por el Parador Nacional de Turismo Príncipe de Viana. Fue construido en los siglos XII-XIII y es parte del conjunto del Palacio Real de Olite. Con sus anchos muros, sus torres de estilo diferente y sus ventanales góticos es una muestra notable de arquitectura gótico-medieval, si bien su interior fue reconstruido.

En la plaza se encuentra también la Oficina de Turismo y junto a ella el Museo de la Viña y el Vino de Navarra. Este recoge la evolución histórica del vino de la región y sus procesos de elaboración. En otro extremo de la plaza, junto al atrio de la iglesia de Santa María la Real, un cartel de la Ruta Navarra de Cine indica que Olite sirvió de escenario para algunas escenas de la película Los Borgia (2006).

Plaza de los Teobaldos
📍31390 Olite, Navarra

Iglesia de Santa María la Real

Otro de los lugares más representativos de la herencia medieval de Olite es la iglesia de Santa María Real, situada entre el Palacio Viejo y el Palacio Real al cual está adosada. El templo principal data del siglo XIII. La fachada es de estilo gótico, cuenta con un rosetón y está profusamente adornada, aunque no resulta en modo alguno recargada.

El núcleo principal de la portada es un arco y bajo él un tímpano presidido por una Virgen María que, risueña y serena, sujeta al Niño en sus brazos. El arco está rematado por arquivoltas con decoración vegetal que curiosamente conservan aún trazas de su policromía original. Entre la hojarasca se distinguen las figuras orantes de Juana I de Navarra y su marido el rey de Francia Felipe IV el Hermoso, quienes reinaban en Navarra cuando se construyó la portada.

En el tímpano y en la base de las arquivoltas, se pueden ver capitales decorados con numerosas escenas de la historia sagrada: la Anunciación, los Reyes Magos, la Huida a Egipto, un Herodes al que un diablillo le susurra algo al oído… Vale la pena detenerse a mirar con más detalle estas imágenes de piedra que transmiten belleza y cierto candor. El conjunto de la portada está custodiado por un friso con figuras de los Apóstoles. Iluminados por el sol del atardecer, ven pasar a generaciones de fieles y visitantes desde hace siglos.

Una característica de esta iglesia que llama rápidamente la atención es el atrio exterior que se levanta ante la portada principal del templo. Se construyó bajo el reinado de Blanca I en el siglo XV, un par de siglos más tarde que el templo principal, junto con un claustro del que ya no se conservan restos. El arco de entrada al atrio está flanqueado por las figuras de Doña Blanca (hija de Carlos III el Noble) y de la Virgen con el NIño.

El interior de la iglesia, al que se accede por un lateral para la visita, es sencillo y de una sola nave. Tras el altar se puede ver un bonito retablo mayor renacentista con 28 tablas, colocado en 1528 y obra del pintor Pedro de Aponte,. Destaca también Cristo crucificado gótico del siglo XIV de estética hispano-flamenca.

Iglesia de Santa María la Real
📍Plaza Carlos III El Noble, 1, 31390 Olite, Navarra
📞+34948740056
🌐 olite.es 
🕙 Consultar horarios y precios verano 2020

Palacio Real de Olite (Palacio Nuevo)

El Palacio Nuevo, que forma parte del conjunto del Palacio Real de Olite, es de visita obligada. Su promotor fue el rey Carlos III el Noble, que reinó en Navarra entre 1387 y 1425. Con influencias francesas, salas de grandes chimeneas, patios recubiertos de yedra, y sobre todo, numerosos torreones y almenas, es lo más parecido a un castillo de cuento. Al recorrer este palacio, uno se siente de nuevo un poco príncipe o princesa, como cuando éramos niños y construíamos con piezas de juguete castillos parecidos a este.

Lo más divertido es que, a través de estrechas escaleras de caracol, se puede subir a las diferentes torres. Son en total 6 de diferentes formas y dimensiones. La más alta es la Torre del Homenaje, con casi 40 metros de altura y 133 escalones. Desde lo alto, se tienen excelentes vistas de Olite y sus tejados, así como de los campos de la comarca de Tafalla.

El Palacio Real fue en realidad corte de los Reyes de Navarra hasta su incorporación al Reino de Castilla en 1512. Era considerado uno de los más lujosos de su época y en él se desarrollaba una animada vida cortesana. Se celebraban justas, torneos y juegos de pelota. Junto a las murallas, en el foso, se puede observar un elemento curioso: una estructura de piedra en forma de huevo. Se trata en realidad de antiguas hieleras, que se ubicaban en lugares sombríos para conservar grandes bloques de hielo.

Palacio Real de Olite
📍Plaza Carlos III El Noble, 4, 31390 Olite, Navarra
📞+34948741273
✉️ info@guiartenavarra.com
🌐 www.guiartenavarra.com
🕙 Visitas por libre y guiadas. Consultar horarios y precios verano 2020

Plaza de Carlos III el Noble

En este punto de nuestro recorrido, ya sabemos que Carlos III ordenó construir el Palacio Real de Olite y que fue el padre de la reina Blanca I. Su apodo «el Noble» responde al interés que profesaba por la cultura y la lujosa vida de palacio antes que por las campañas militares. La gran plaza de Olite toma el nombre de este rey que dio esplendor a la villa.

Desde la Plaza de los Teobaldos, se accede a la plaza de Carlos III el Noble por la Puerta de Chapitel. Sobre ella se levanta la Torre del Reloj. De forma alargada, la plaza alberga en un extremo a la Iglesia de Santa María la Real y al Palacio Nuevo. En el extremo opuesto se encuentra el edificio del Ayuntamiento de Olite. En el centro de la plaza hay bares y terrazas, algunas de ellas instaladas bajo soportables sostenidos por columnas de planta cuadrada.

Una curiosidad es la existencia de galerías subterráneas bajo la plaza. Se dice que estas anchas galerías permitían conectar lugares de manera secreta y que por ellas cabían dos caballos lado a lado. Desgraciadamente, el acceso a las galerías que se encuentra frente a las casas de soportales suele estar a menudo cerrado.

Plaza de Carlos III el Noble
📍31390 Olite, Navarra

Iglesia de San Pedro

Desde la plaza de Carlos III el Noble parte la calle o rúa Mayor. Aunque hoy en día se antoja estrecha, fue una de las calles principales de Olite. La calle nos conduce por el casco antiguo lleno de casonas de piedra que nos transportan al Olite medieval, renacentista e incluso barroco. No son pocas las casas que aún exhiben con orgullo sus blasones señoriales. Vale la pena deambular tranquilamente por las calles estrechas de la antigua villa.

Girando a la izquierda desde la calle Mayor por la calle de San Pedro, se llega hasta la Plaza del Fosal. Ahí se encuentra la iglesia de San Pedro. Fue el templo principal de la Olite medieval y la propia iglesia de Santa María del Real dependía de ella. Destaca por su curiosa Torre Aguja, una esbelta torre gótica coronada por una flecha, que se distingue perfectamente desde lo alto del Palacio Nuevo. San Pedro se empezó a construir en el siglo XII por lo que conserva también elementos románicos, como su claustro interior.

Iglesia de San Pedro
📍Plaza del Fosal, 3, 31390 Olite, Navarra
📞+34948740056
🌐 turismo.navarra.es

Convento de San Francisco

Volvemos ahora a la calle Mayor y recorremos el último tramo hasta la Puerta de Tudela. Dejamos atrás el recinto amurallado y lo rodeamos extramuros volviendo hacia el punto de partida del recorrido. Poco antes de llegar de nuevo a la Puerta de San Francisco, encontramos el imponente Convento de San Francisco. De grandes dimensiones, fue fundado en 1213. Se cuenta que por el propio San Francisco de Asís, que pasó por Olite en su camino de peregrinación hacia Santiago de Compostela. El edificio del convento, de piedra arenisca, se encuentra junto a unos ordenados viñedos. El conjunto también se puede ver muy bien desde lo alto de algunas de las torres del Palacio Real.

Desde su fundación y hasta hace pocos años, el convento albergó a una comunidad activa de monjes franciscanos. Sin embargo, en 2014 se decidió trasladar a los franciscanos que permanecían en el convento, pocos y de edad avanzada, a otras dependencias. El convento permanece cerrado al público y sólo se puede ver por fuera. No son pocos los olitenses que echan de menos la presencia de los monjes y sus cantos gregorianos.

Convento de San Francisco
📍Ronda del Castillo, 0, 31390 Olite, Navarra
🌐 olite.es

Saber más:

  • Una curiosidad: ¿quién es la patrona de Olite? Es la Virgen del Cólera, cuya imagen se ha trasladado recientemente desde el Convento de San Francisco a la Iglesia de San Pedro. El 26 de agosto del año 1885 la peste del cólera no consiguió entrar en Olite, hecho que se atribuyó a la intercesión de la Virgen que los vecinos sacaron en procesión aquel día. En conmemoración de este hecho, las fiestas de Olite se celebran cada 26 de agosto.
  • ¿Por qué no seguir sintiéndose como un rey o una reina tras descubrir el Olite medieval? Para ello, una recomendación es pasar la noche en alguna de las habitaciones del edificio del Palacio Viejo del Parador de Turismo Príncipe de Viana.
  • Un dato práctico: si se llega en vehículo propio no es posible aparcar en el interior del recinto de amurallado. Existen espacios de aparcamiento extramuros junto al Convento de San Francisco y la Iglesia de San Pedro (ver mapa más abajo).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!