AETHERIA TRAVELS
Estás leyendo:

Puerto del Hambre, Última Esperanza y Desolación: los nombres extremos de la Patagonia chilena

0
Parque Nacional Torres del Paine, Puerto Natales, Ultima Esperanza, Patagonia, Chile
Chile

Puerto del Hambre, Última Esperanza y Desolación: los nombres extremos de la Patagonia chilena

Una tierra remota y extrema

Remota, extrema, pero a la vez de una belleza asombrosa. Así es la Patagonia chilena, una tierra austral separada de la Tierra del Fuego por el Estrecho de Magallanes, ese paso de agua que une al Atlántico con el Pacífico. Es una región inhóspita, expuesta a vientos feroces y al frío, al salitre del mar y a los hielos eternos de los glaciares, donde la subsistencia no resulta fácil.

Es en parte por ello que la historia de los exploradores y colonos, que venidos de tan lejos fueron descubriendo y domando estas tierras australes, es fascinante. Son muchas las historias de valentía y superación, de lucha contra los elementos y contra las condiciones de vida adversas, que pude escuchar durante mi visita a la Patagonia chilena. No siempre tienen éstas un final feliz, ni mucho menos. De hecho, las vicisitudes, la incertidumbre y la dureza de las condiciones de vida de la Patagonia se reflejan en algunos nombres con los que se han bautizado elementos del entorno natural o creados por el hombre.

Puerto del Hambre

Hasta el Puerto del Hambre se accede desde Punta Arenas, la capital de la provincia de Magallanes, por la carretera 9. Esta avanza bordeando el Estrecho de Magallanes. A la izquierda queda la ancha franja de agua del estrecho y más allá se divisan las colinas de la Tierra del Fuego. Tras poco más de 50 km por una ruta llana y sin dificultad se llega a destino.

La Bahía Mansa y el Puerto del Hambre desde el Museo del Estrecho.
Al fondo, las colinas de la Tierra del Fuego al otro lado del Estrecho de Magallanes.

Puerto del Hambre se llamó inicialmente Ciudad del Rey Felipe. Se trataba de un asentamiento que se fundó el 25 de marzo de 1584 en la Bahía Mansa, en la orilla norte del Estrecho de Magallanes. Así lo escribió Pedro de Gamboa, que era el Gobernador y Capitán General de las tierras del estrecho:

«La cual posesión tomo y apelando en nombre del muy alto y muy poderoso y católico señor Don Felipe, gran Rey de España y sus anexos, y de su real corona de Castilla y León, como cosa suya propia que es, y para él y sus herederos y subcesores.«

La población inicial se constituyó con unos 300 colonos: hombres, mujeres y niños. Había religiosos franciscanos, profesionales de distintos oficios, soldados y marineros. Fue el primer intento de colonización no aborigen en el Estrecho de Magallanes, descubierto en 1520 por el explorador y navegante portugués Fernando de Magallanes, quién inicialmente lo denominó Estrecho de Todos los Santos.

Pero aquel intento de colonización de la corona española acabó en tragedia. La mayoría de los habitantes de la pequeña población murió de inanición. El clima hostil y la inexistencia de tierras aptas para la agricultura y el cultivo de alimentos fueron mermando la capacidad de subsistencia de los colonos. Fue así como Ciudad del Rey Felipe acabó siendo tristemente conocida como Puerto del Hambre. En 1968, las ruinas de la antigua población fueron declaradas Monumento Histórico de Chile. En la actualidad, Puerto del Hambre forma parte del Parque del Estrecho, un parque nacional donde se encuentra también el fuerte histórico Fuerte Bulnes.

Una sugerencia: alquilar un vehículo propio o contratar una excursión desde Punta Arenas con visita también al Fuerte Bulnes. Hay buenas vistas de la Bahía Mansa y de Puerto del Hambre desde el Museo del Estrecho, situado en un alto a escasos 4 km por carretera del antiguo asentamiento.


📍Puerto del Hambre
Punta Arenas, Provincia de Magallanes
Magallanes y la Antártica Chilena, Chile

Última Esperanza

Última Esperanza es el nombre de otra de las provincias de la Región chilena de Magallanes y Antártica. Linda con las provincias Capitán Prat, al norte, y Magallanes, al sur; al este se encuentra la frontera argentina y al oeste el inmenso Océano Pacífico. Alberga el Parque Nacional de las Torres del Paine, un paraje de una belleza sencillamente espectacular, y la población de Puerto Natales, asentada junto al Canal Señoret.

Dicen que la esperanza es lo último que se pierde, pero seguramente los hombres comandados por el navegante español Juan Ladrillero estuvieron a punto de perderla más de una vez durante los años que duró la expedición que realizaron por la provincia. Corría la mitad del siglo XVI cuando el virrey del Perú, conocedor de la pericia marinera de Ladrillero, le encomendó acompañar en una misión de exploración a su hijo, Don García Hurtado de Mendoza. Fueron muchos los meses de navegación por el laberinto intrincado de los canales patagónicos sorteando tempestades y vientos huracanados.

Navegación por el seno Última Esperanza

Última Esperanza es también el nombre del seno o fiordo en cuya costa suroriental se encuentra Puerto Natales, una de las cuatro áreas habitadas de los canales patagónicos. Fue denominado así por Ladrillero, quien en 1557 buscaba una vía de acceso hasta el Estrecho de Magallanes por el complejo entramado de canales. Había probado varias rutas, pero no había tenido éxito. Consideraba que su última esperanza de conseguirlo era precisamente navegando por este canal al que dio un nombre tan rotundo. Sin embargo, ese último intento también fue infructuoso y no le quedó sino volver a salir al Pacífico para acceder al Estrecho de Magallanes.

Navegación por el seno Última Esperanza

El Diario de Viaje de la expedición constituyó un valioso legado geográfico en el que se ofrecían detalles precisos de aquellas tierras tan remotas y desconocidas. El español Juan Ladrillero se convirtió así en el primer cartógrafo del entorno del Estrecho de Magallanes.

Una sugerencia: desde la población de Puerto Natales, contratar alguna opción de navegación entre los fiordos para poder admirar durante unas horas los maravillosos paisajes de la Patagonia chilena que ya exploraron hace siglos Juan Ladrillero y su tripulación.


📍Provincia Última Esperanza
Provincia de Última Esperanza
Magallanes y la Antártica Chilena, Chile
Chile


Desolación

En este último apartado, no hablaremos de un lugar sino de una sensación asociada a las grandes extensiones patagónicas: la desolación….Sí, sin duda puede asociarse en ocasiones al, por otra parte extraordinariamente hermoso, paisaje de la Patagonia chilena. La tierra tan difícil de cultivar por las batidas del viento y los largos meses de frío sólo dejan crecer matorrales bajos y algunos tipos de árboles. Los espacios, tan remotos y tan amplios, la escasa presencia humana, el silencio tan intenso o los cielos, tan altos y azules, que súbitamente se pueden tornar en grises y amenazantes, pueden provocar una sensación de aislamiento, soledad y pequeñez.

De camino a las Torres del Paine desde Puerto Natales
La escala humana queda minimizada por la amplitud del paisaje

Esta sentimiento fue captado a la perfección por la escritora chilena y Premio Nobel de Literatura, Gabriela Mistral. Entre 1918 y 1919, se instaló durante unos meses en la Posada 3 Pasos. Este hotel sigue en pie a un lado de la carretera 9 que conduce desde Puerto Natales hasta el Parque Nacional Torres del Paine. Fascinada por la inmensidad del paisaje magallánico, la por entonces joven profesora escribió «Desolación». Estos versos son un ejemplo de cómo el entorno caló hondo en la escritora:

«La bruma espesa, eterna, para que olvide dónde
me ha arrojado la mar en su ola de salmuera
la tierra a la que vine no tiene primavera:
tiene su noche larga que cual madre me esconde.

El viento hace de mi casa su ronda de sollozos
y de alarido, y quiebra, como un cristal, mi grito
y en la llanura blanca, de horizonte infinito,
miro morir inmensos ocasos dolorosos.»

Una sugerencia: si se dispone de vehículo propio, parar a comer o a tomar algo en el Hotel Posada 3 Pasos. Aprovechar para leer in situ algunos poemas de Gabriela Mistral y terminar de impregnarse del espíritu de la Patagonia chilena.


📍Hotel Posada 3 Pasos
Km 38 Ruta 9 Norte, Torres del Paine
Provincia de Última Esperanza
Magallanes y la Antártica Chilena, Chile

Que este artículo no confunda al lector en cuanto al innegable atractivo de la Patagonia chilena. Es esta una tierra dura y lo fue probablemente más en épocas anteriores. Pero es verdadera y obliga en cierto modo al visitante a redescubrirse y mirar hacia sí mismo en un entorno tan aislado y a tan gran escala. Por otra parte, impresiona la belleza natural de los canales, de los glaciares, de los lagos y de los imponentes cuernos y torres del macizo del Paine. El paisaje austral hipnotiza y, al partir, rápidamente se le echa de menos. Sí, yo volvería allí en este mismo instante, sin duda alguna…


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!