AETHERIA TRAVELS
Estás leyendo:
Qué ver y hacer en Bruselas, la capital de Europa
0
Qué ver y hacer en Bruselas, Grande Place, Bruselas, Bélgica
Bélgica

Qué ver y hacer en Bruselas, la capital de Europa

Me gusta Bruselas. He tenido la oportunidad de viajar a esta ciudad en varias ocasiones y de dar largos paseos por sus calles. La capital de Bélgica es una ciudad amable, dispone de todo lo necesario, con una oferta cultural y gastronómica de primera línea, pero sin el agobio o las aglomeraciones de otras capitales europeas.

Junto con Flandes y Valonia, la región de Bruselas Capital, predominantemente francoparlante, es una de las tres regiones que conforman Bélgica. Se compone de una almendra central, con epicentro en la Grande Place y delimitada por un cinturón de bulevares, y de otros barrios o comunas que rodean el núcleo central, como Schaarbeek, Etteerbeek o Ixelles, entre otros. Son en total 19 las comunas que componen la región de Bruselas Capital que cuenta con más de 1.200.000 habitantes.

En este artículo, quiero dar un paseo y repasar qué ver y hacer en Bruselas, la capital de Europa. Por supuesto, no se trata de una lista exhaustiva. Las opciones son ilimitadas, pero este puede ser un buen comienzo para explorar o conocer mejor la capital de Bélgica.


1. Dejarse deslumbrar por la Grande Place

Que la Grande Place (o Grote Markt en flamenco) de Bruselas esté catalogada como Patrimonio de la Humanidad desde 1998 no es casualidad. Es sin duda una de las plazas más bellas y originales de Europa. De planta rectangular, está delimitada por edificios públicos y privados que datan en su mayoría del siglo XVII. La tonalidad gris de los edificios queda espléndidamente contrastada por los numerosos detalles de color oro de las fachadas.

Resulta muy interesante observar las antiguas casas gremiales que rodean la plaza, adornadas con símbolos de las diferentes profesiones: banqueros, arqueros, merceros, carpinteros o cerveceros, entre otros. En el lado este de la plaza, se levanta espectacular la casa de los Duques de Brabante.

Es imposible no fijarse en la altísima y esbelta torre del Ayuntamiento gótico del siglo XV, que se puede visitar. Justo enfrente, al otro lado de la plaza, la vistosa Maison du Roi, reconstruida en estilo neogótico en el siglo XIX, alberga la sede del Museo de la Ciudad y los muchísimos trajes que componen el vestuario del archifamoso Manneken Pis.

El edificio del Ayuntamiento destaca por su alta torre, visible desde varios puntos de la ciudad

Hay que pasear sin prisa alrededor de la plaza, por las callejuelas animadas, repletas de casas centenarias, de restaurantes y de tiendas de dulces, en las que se respira la Bruselas más antigua.

Hôtel de Ville (Ayuntamiento)
📍 La Meuse et l'Escaut, Grand Place 1, 1000 Bruxelles, Bélgica
📞 +3222792343

Museo de la Ciudad (Maison du Roi)
📍Grote Markt van, 1000 Brussel, Bélgica
📞 +3222794350 

🌐 brusselscitymuseum.brussels

2. Recorrer las elegantes Galeries Royales

A pocos pasos de la Grande Place, se encuentran las Galerías Saint Hubert, o Galerías Reales. Fueron construidas en 1847 por el arquitecto Jean-Pierre Cluysenaer. Se trata de 3 elegantes galerías comerciales, la Galería del Rey, la Galería de la Reina y la Galería de los Príncipes, protegidas de la intemperie y de la lluvia bruselense por un impresionante techo de cristal. En ellas se alinean tiendas de gama alta junto a pequeños bistrots y cafeterías con terraza.

Techo acristalado y detalles de las Galeries Royales

En las Galerías está ubicada una de las sucursales de la Maison Dandoy, que desde 1829 fabrica míticas galletas. También está allí la librería Tropismes, que desde 1984 ocupa lo que fue el club de jazz «Blue Note» y aún conserva sus columnas de hierro y sus bonitos techos estucados.

Escaparate de Maison Dandoy y café-bistrot en las Galeries Royales

Galeries Royales Saint Hubert
📍 Galerie du Roi 5, 1000 Brussel, Bélgica
📞 +3225450990
🌐 grsh.be

3. Contemplar las vidrieras de la Catedral de San Miguel y Santa Gúdula

En el cruce de las que fueron dos importantes rutas, la que llevaba de Flandes a Colonia y la que unía Amberes con Mons, se levanta la catedral gótica de San Miguel y Santa Gúdula, patrones de Bruselas. Con sus dos torres de 65 metros y la ausencia de rosetón en la fachada, la iglesia llama la atención por su verticalidad, que se manifiesta más aún al estar emplazada en lo alto de la colina de Treurenberg.

La catedral conserva espectaculares vidrieras de los siglos XVI, XVII y XIX. Destaca la serie realizada en el siglo XVI por el Maestro Jean Haeck de Amberes en la que el emperador Carlos V y su familia son protagonistas. Una de ellas representa al emperador y a Isabel de Portugal adorando el Santo Sacramento en la catedral de Bruselas. Aparecen también en la imagen Carlomagno y Santa Isabel de Hungría.

La escalinata que baja desde la puerta de la catedral acaba en un pequeño y acogedor parque, poblado de altos árboles, donde se levanta un busto homenaje a Balduino, rey de los belgas entre 1951 y 1993.

Cathédrale de Saint Michel et Sainte Gudule
📍 Place Sainte-Gudule, 1000 Bruxelles, Bélgica
📞 +3222178345
🌐 cathedralisbruxellensis.be

4. Acercarse a conocer al pequeño Manneken Pis

La fuente del Manneken Pis es parada obligada durante una visita a la ciudad, puesto que es uno de los símbolos por excelencia de Bruselas ante el que cientos de turistas se paran diariamente para hacer fotografías. Sin embargo, debo reconocer que en ninguna de mis visitas me ha llamado particularmente la atención en comparación con otros atractivos, a menudo mucho menos conocidos, que tiene la capital de Bélgica. Sin embargo, se entiende mejor su relevancia y el apego de los bruselenses al conocer el pasado histórico de la escultura.

Fuente del Manneken Pis

El Manneken Pis es de pequeño tamaño, mide poco más de 65 cm de altura. La estatuilla original en bronce fue realizada por el escultor Jérôme Duquesnoy el Viejo en 1619. Resistió luchas y asedios, como el de 1865 cuando los franceses bombardearon la ciudad. Durante la contienda, el Manneken fue ocultado y protegido. De entonces data la inscripción que quedó grabada bajo la estatua: In petra exaltavit me, et nunc exaltavi caput meum super inimicos meos (El Señor me levantó sobre una roca, y ahora elevo mi cabeza sobre mis enemigos). 

Réplica del Manneken Pis con uno de sus muchos trajes

El pequeño Manneken es por tanto un estandarte de la identidad y la independencia belga. Posee, de hecho, un guardarropa de lo más surtido, ya que ha recibido multitud de uniformes y trajes, regalos de gobiernos y asociaciones diversas, que se conservan en el Museo de la Ciudad.

El Manneken ha hecho escuela y ahora se pueden ver en los alrededores de la Grande Place su versión femenina, Jeanneke Pis, y su versión perruna, Zinneke Pis.

Manneken Pis
📍Cruce de la Rue de l´Étuve con la Rue du Chêne, 1000 Brussels, Bélgica

5. Abandonarse a los placeres del chocolate belga

Godiva, Neuhaus, Côte d’Or, Pierre Marcolini… Sólo con leer esos nombres, las glándulas salivares se ponen a funcionar con la promesa de un sabor exquisito. En Bélgica han surgido los más selectos chocolatiers. Por ejemplo, la casa Neuhaus, fundada en 1857, inventó los pralinés en el año 1912. Hoy en día se exportan desde Bélgica más de 600.000 toneladas de chocolate al año.

El chocolate aparece en los escaparates en sus múltiples versiones, siempre apetecibles

Durante una visita a Bruselas, puedes intentar resistir a la tentación de probar chocolate, ¡pero las cosas se ponen muy difíciles cuando casi a cada vuelta de esquina aparece un escaparate de lo más apetecible! Para aprender más sobre el mundo del chocolate y su historia, se puede visitar el Museo del Chocolate, que se encuentra a poca distancia de la Grande Place, o incluso contratar un tour con degustación incluida o asistir a un taller para elaborar una tableta de chocolate propia.

Museo del Cacao y del Chocolate
(Choco Story Brussels)
📍 Rue de l'Etuve 41, 1000 Bruxelles, Bélgica
📞 +3225142048
🌐 choco-story-brussels.be
🎟 Entradas a Choco Story Brussels
 

🚶🏻‍♀️👉 Tour del Chocolate con degustación de bombones y pralinés
👨🏼‍🍳👉 Taller de chocolate

6. Acercarse a un puesto de gofres o patatas fritas

El chocolate no es la única tentación calórica que encontrarás en Bruselas. Paseando por los alrededores de la Grande Place, un cálido olor a repostería en el aire anuncia de tanto en cuando la cercanía de una tienda de gofres, como La Gaufrerie o Le Funambule (abierto en 1867), ambos en la Rue de l’Étuve, junto al Manneken Pis.

Tienda de gofres en la Rue de l’Etuve

Encontrarás los gofres combinados de muchas maneras: con nata, frutas, caramelo o crema de chocolate, por ejemplo. Si un clásico gofre rectangular de Bruselas resulta excesivo, siempre se puede optar por un gofre de Lieja o liégeoise, algo más pequeño y redondeado y listo para tomar también sin aditamentos.

La Friterie, en la Rue de l’Étuve

Si el gofre se asocia a Bélgica, no se puede decir menos de los clásicos cucuruchos de patatas fritas. Hay tiendas dedicadas casi exclusivamente a vender frites en muchas calles de Bruselas, y especialmente alrededor de la Grande Place.

Rótulo de la mítica Maison Antoine

Pero hay un kiosko mítico, recientemente renovado, en la Place Jourdan del Barrio Europeo. Se trata de la Maison Antoine, un negocio familiar inaugurado en 1948 y dirigido ahora por la tercera generación . Abre todos los días y siempre que he visitado Bruselas, con nubes o con sol, he visto colas de gente esperando pacientemente su cucurucho. ¡Algo tendrá el agua cuando la bendicen!

Maison Antoine
📍 Pl. Jourdan 1, 1040 Etterbeek, Bélgica
📞 +3222305456
🌐 maisonantoine.be

7. Moverse por la estructura del Atomium

¿Te imaginas entrar en el interior de una molécula? Algo parecido es visitar el Atomium, uno de los iconos de Bruselas, cuyos átomos esféricos de acero inoxidable están unidos entre sí por enlaces que contienen en su interior escaleras mecánicas.

Esta peculiar estructura se construyó como emblema de la Exposición Universal de Bruselas en 1958 en los aledaños del Parque Real de Laeken, al norte de Bruselas. El evento se celebró bajo el lema «Por un mundo más humano«, con la idea de resaltar el valor de la paz y del avance científico y tecnológico en favor de la humanidad. En pleno periodo de Guerra Fría, el Atomium se utilizó además para concienciar sobre el uso pacífico de la energía atómica.

La estructura del Atomium vista desde la base

Hoy en día, el Atomium ha sido restaurado y es también un centro cultural que alberga numerosas exposiciones relacionadas con temáticas belgas o con el arte digital. Contiene también una exposición permanente y un restaurante panorámico.

Atomium
📍 Pl. de l'Atomium 1, 1020 Bruxelles, Bélgica
📞 +3224754775
🌐 atomium.be

Ⓜ️ Metro Heizel (Línea 6)

8. Admirar el Palacio Real

En el Quartier Royal de Bruselas, se encuentra el majestuoso Palacio Real, rodeado de numerosos edificios anexos, que también albergan museos y pequeños parques públicos. El Palacio comenzó a construirse a principios del siglo XIX, cuando Bélgica aún pertenecía a los Países Bajos gobernados por Guillermo I. Fue remodelado bajo el reinado del Leopoldo II, segundo rey de los belgas entre 1865 y 1909, hasta alcanzar su aspecto actual. Es el palacio oficial de los soberanos belgas, si bien éstos residen en el Palacio de Laeken, al noroeste de Bruselas.

El Parque de Bruselas, antes Parc Royal, está ubicado frente al palacio. Fue el primer parque público de Bruselas. Con sus veredas arboladas, sus fuentes y su kiosko de música de estilo modernista se constituye en un oasis verde para los bruselenses en el centro de la ciudad.

En un lateral del palacio, se abre la Place Royale, de estilo neoclásico y planta rectangular. Está presidida por la estatua ecuestre del caballero Godofredo de Bouillon (1060-1100) partiendo hacia la primera cruzada.

La Place Royale

Uno de los cuadrantes de la plaza está ocupada los edificios de los Reales Museos de Bellas Artes de Bélgica, que con 6 temáticas distintas están dedicados al arte de diferentes épocas. La plaza está unida por la Rue de la Régence al Palacio de Justicia, una gran estructura rematado por una cúpula negra y dorada visible desde varios puntos de la ciudad.

Palais Royal
📍 Rue Brederode 16, 1000 Bruxelles, Bélgica
📞 +3225512020
🌐 monarchie.be

Ⓜ️ Metro Trône (Líneas 2 y 6)

9. Viajar al surrealismo de la mano de Magritte

Si pensamos en un cuadro con nubes, pipas y un bombín, seguramente nos venga rápidamente a la mente el nombre de René Magritte. Este belga, nacido en Lessines en 1898, hijo de un sastre y comerciante de telas, habría de convertirse en uno de los principales pintores surrealistas. Además de un buen número de cuadros y otras creaciones, el Museo Magritte, ubicado en el Quartier Royal, ofrece un atractivo recorrido por la vida y la obra del artista y da cuenta de la evolución de sus ideas sobre el arte y la existencia.

Retrato fotográfico de Magritte y dos de los cuadros exhibidos en el Museo Magrittte

Musée Magritte
📍Place Royale 1, 1000 Bruxelles, Bélgica
📞 +3225083211
🌐 musee-magritte-museum.be

10. Disfrutar de las vistas desde el Mont des Arts

Bajando apenas unos pasos desde la Place Royale, se llega al Mont des Arts, uno de los mejores miradores de Bruselas, desde donde se divisa el centro de la ciudad. La alargada torre del Ayuntamiento saluda desde la Grande Place, sobresaliendo esbelta por encima de los tejados. El ordenado parterre se despliega entre el mirador y la estatua ecuestre del rey Alberto I de Bélgica.

Vista del centro de Bruselas desde el mirador del Mont des Arts y estatua ecuestre de Alberto I

El Mont des Arts fue proyectado por el rey Leopoldo II de Bélgica para la Exposición Universal de 1910. Mandó derribar los edificios antiguos para construir un centro de las artes. El proyecto, inicialmente de carácter provisional, gustó tanto que se decidió conservarlo de manera permanente. En los días despejados, se pueden ver edificios alejados del centro, como el Atomium o la Basílica del Sagrado Corazón, con remates de bronce y estilo Art Déco. Junto al mirador se encuentra The Whirling Ear, una escultura del estadounidense Alexander Calder.

Mont des Arts
📍1000 Brussels, Bélgica

11. Rememorar las canciones de Jacques Brel

En una pequeña plaza del centro de Bruselas, se encuentra la Fundación Jacques Brel. Establecida hace más de 40 años, recoge cortometrajes, fotografías, manuscritos, grabaciones y testimonios sobre la vida y obra de uno de los grandes iconos belgas.

Fachada exterior de la Fondation Brel

El autor de canciones míticas como «Ne me quitte pas» (1959) nació en Bruselas en 1929. Homenajeó a Bélgica, su país natal, con canciones como «Le plat pays» y pasó también largas temporadas en la vecina Francia durante su carrera profesional. Murió cerca de París en 1978, pero sus restos se encuentran en Hiva Ova, una de las Islas Marquesas de la Polinesia Francesa, donde Jacques Brel pasó sus últimos años de vida. Descansa para siempre cerca de otro gran artista que también se enamoró de esas islas exóticas, el pintor francés Paul Gauguin.

Ilustraciones de Jacques Brel pegadas en las fachadas de Bruselas

Más de 40 años después de su muerte, el ídolo de la canción sigue muy presente en las calles de Bruselas. Basta con pasear por los barrios céntricos, para encontrar numerosas ilustraciones del cantante, con su inseparable cigarrillo en la boca, adheridas aquí o allá en las fachadas de los edificios.


«Moi, je t’offrirai / Des perles de pluie / Venant d’un pays / Oú il ne pleut pas..»

Jacques Brel. Ne me quitte pas.


Fondation Jacques Brel
📍Place de la Vieille Halle aux Blés 11, 1000 Bruxelles, Bélgica
📞 +3225111020
🌐 fondationbrel.be

12. Descubrir el Quartier Européen, el corazón de Europa

Bruselas fue designada oficialmente en 1992 capital de la Unión Europea (UE). No hay duda de que esta decisión cambió el perfil de la ciudad y la volvió más dinámica y cosmopolita. Hoy en día, es raro pasear por las calles de Bruselas sin escuchar por la calle varios idiomas distintos.

El Barrio Europeo o Quartier Européen, antes más conocido como Quartier Léopold, alberga las sedes de la Comisión Europea y del Parlamento Europeo, además de muchas otras oficinas de la UE. Tiene dos núcleos principales, ubicados en torno a la Place du Luxembourg y la Rotonda Schuman, respectivamente.

Los edificios oficiales son modernos, de líneas rectas y diseño geométrico. Abundan las cristaleras y el metal. Su gran tamaño y su presencia rotunda contrasta con los edificios más clásicos del Quartier Européen y de los barrios vecinos.

Edificio de la EU en el sector Schuman

Uno de los edificios de la Place du Luxembourg es Parlamentarium. En este museo interactivo se explica la historia de la construcción de Europa y la diversidad de sus estados miembros. También se cuenta el funcionamiento del Parlamento Europeo y cómo se elaboran las leyes que rigen a la Unión Europea.

Edificios de la UE en el sector Luxembourg

Entre la Place du Luxembourg y la Place Jourdan, se encuentra casi escondido el pequeño y encantador Parc Léopold. Los patos se bañan en su estanque en el que también sumergen sus ramas algunos sauces llorones. En el parque se encuentran los bonitos edificios del Liceo Émile Jaqumain y de la Biblioteca Solvay, impulsada por el químico y filántropo Ernest Solvay a principios del siglo XX.

Parque Léopold

No muy lejos de allí, se puede visitar el Museo de Ciencias Naturales, con su mural de dinosaurio que da la bienvenida a los visitantes. Desde su fundación en 1846, está regido por una de las más importantes instituciones científicas belgas, el Real Instituto Belga de Ciencias Naturales

Arte Urbano, Street Art, Bruselas, Bélgica

Dinosaurio del Museo de Ciencias Naturales

Las sedes de la Comisión Europea y del Consejo de Europa se concentran junto a otros edificios oficiales en los alrededores de la Rotonda Schuman. A 2 minutos a pie, se llega al Parque del Cincuentenario, un gran espacio verde emblemático de Bruselas del que hablamos en el apartado siguiente. Entre la rotonda y el parque, se levanta una peculiar escultura que homenajea y recuerda a todas las víctimas de actos terroristas. Fue inaugurada en 2017 y realizada por el escultor y actor belga, Jean-Henri Compère.

Escultura homenaje a las víctimas del terrorismo
Parlamentarium
📍Place du Luxembourg 100, 1050 Bruxelles, Bélgica
📞 +3222832222
🌐 visiting.europarl.europa.eu


Museo de Ciencias Naturales
📍Rue Vautier 29, 1000 Bruxelles, Bélgica
📞 +3226274211
🌐 naturalsciences.be

13. Rememorar la independencia belga en el Parque del Cincuentenario

El Parque del Cincuentenario es un gran espacio que ocupa unas 30 hectáreas. Está presidido a su entrada por una estatua de Robert Schuman (1886-1963), promotor del concepto de Europa y elegido unánimemente primer presidente del Parlamento Europeo en 1958.

El parque fue mandado construir por el Rey Leopoldo II con ocasión de la Exposición Mundial de 1880. Conmemoraba entonces los 50 años de independencia de una Bélgica predominantemente católica del dominio protestante del Reino Unido de los Países Bajos.

El parque de corte romántico, está adornado con estatuas y templetes, y dominado por un gran Arco del Triunfo culminado por una cuádriga de bronce, que recuerda a la de la Puerta de Brandemburgo de Berlín. El Parque del Cincuentenario alberga varios museos: el Museo del Cincuentenario (o de Arte e Historia), el Museo de las Fuerzas Armadas e Historia Militar y Autoworld, un amplio museo de coches y carruajes. Como curiosidad, la Gran Mezquita de Bruselas se encuentra en una de las esquinas del parque.

Cuádriga del Arco del Triunfo del Parque del Cincuentenario
Parc du Cinquantenaire
📍1000 Brussels, Bélgica

Ⓜ️ Metro Schuman (Líneas 1 y 5)

14. Volver a ser niño en el Museo del Cómic

Yo devoré durante mi infancia cómics de Tintin. Este personaje de carácter curioso me llevaba de país en país a través de sus aventuras por el mundo, descubriendo enigmas y desenmascarando a villanos. El autor de Tintin es el dibujante belga Hergé (1907-1983). Este nombre hace en realidad referencia a las iniciales de su apellido (R de Remi) y su nombre (G de Georges) pronunciadas en francés la una tras la otra.

El cómic o bande dessinée está muy arraigado en el panorama cultural belga. Los Pitufos o Stroumph, esos pequeños personajes azules de gorro blanco, creados por el dibujante Peyo en 1958, son otro ejemplo del gran impacto internacional de las historietas belgas.

Es por ello que Bruselas dedica un museo a las creaciones de bande dessinée y lo hace además en una sede excepcional. Se trata del antiguo almacén Waucquez, una de las joyas Art Déco proyectadas en Bruselas por el ilustre arquitecto belga Victor Horta, sobre quien podrás leer más en otro post del blog. En el propio edificio hay junto al museo, un bonito bistrot con el nombre del arquitecto donde picar algo o tomar un café.

Café-bistrot Horta, en el Museo del Cómic
Musée de la Bande Dessinée
(Centro Belga del Cómic)

📍Rue des Sables 20, 1000 Bruxelles, Bélgica
📞 +3222191980
🌐 comicscenter.net
🕑 🎟 Horarios y precios en la página web

15. Ir a la busca de murales de bande dessinée

La importancia de la bande dessinée en la vida cultural y cotidiana belga se refleja también en los murales de arte urbano de las calles de Bruselas. La gran mayoría de ellos están de hecho dedicados a personajes de cómic, como Tintin, Lucky Luke o Corto Maltés, entre muchos otros.

A partir de los años 1990, estos murales fueron ocupando antiguas fachadas degradadas hasta ir conformando una ruta temática que hoy aglutina imágenes de unos 60 personajes distribuidas en distintos barrios de la ciudad.

Recorrido de murales de cómic
🌐 parcoursbd.brussels/en
🗺 Mapa del recorrido

👉 Tour guiado del cómic

16. Tomar un café en la Place Flagey

La Place Flagey, un uno de los principales puntos de encuentro del barrio de Ixelles. Es un lugar animado, en el que todos los fines de semana se instala un mercado ambulante de comida, alimentos frescos y flores. En un extremo de la plaza, los tranquilos Étangs d’Ixelles proporcionan un punto acuático donde se bañan los patos.

En la plaza destaca el edificio Flagey, construido en 1938 en estilo Art Déco. Fue utilizado como sede radiofónica y posteriormente como local de encuentros culturales. En él se ubica el Café Belga, uno de los más célebres de Bruselas. Sus características sillas rojas contrastan con la fachada y alegran este café incluso en los frecuentes días de lluvia. Es uno de los lugares más animados y energéticos de la ciudad y, además, abre hasta tarde.

Café Belga
📍 Pl. Eugène Flagey 18, 1050 Ixelles, Bélgica
📞 +3226403508
🌐 www.facebook.com/cafebelgabrussels

17. Oxigenarse en el Bois de la Cambre

Para olvidar completamente durante un rato que estamos en una capital de más de 1 millón de habitantes, nada mejor que pasear por el Bois de la Cambre. Con una superficie de 124 hectáreas, se encuentra al final de la larga y elegante Avenida Louise, en Ixelles.

El Bois de la Cambre fue diseñado por el paisajista de origen alemán, Édouard Keillig, para conectar la ciudad con la Forêt de Soignes, hoy declarada Patrimonio de la Humanidad. Inaugurado en 1842, este gran parque público sigue el modelo inglés, con grandes praderas, árboles altos y frondosos y un lago. Rápidamente, se convirtió en lugar de ocio para los bruselenses y sigue siéndolo a día de hoy. Es un lugar donde venir a pasear, montar en patinete o en bici.

Hay algunos kioskos de comida aquí y allá, pero el más célebre y elegante es el Chalet Robinson, en la pequeña isla del lago artificial. Muy recomendable también y más relajado es Le Flore. En ambos lugares se sirven deliciosos brunch los fines de semana para empezar la jornada en comunión con la naturaleza.

Chalet Robinson
📍Sentier de l'Embarcadère 1, 1000 Bruxelles, Bélgica
📞 +3223729292
🌐 chaletrobinson.be

Le Flore
📍Avenue de Flore 3/4, 1000 Bruxelles, Bélgica
📞 +3223430424
🌐 leflore.brussels

18. Contemplar los tejados de Bruselas desde el ascensor de Marolles

Poco se habla en las guías del ascensor situado en el barrio de Marolles. Salva el desnivel entre este céntrico barrio algo más popular que su vecino, el elegante Sablon, y la explanada del Palacio de Justicia. El ascensor carece de atractivo estético pero conduce hasta otro de los miradores de Bruselas desde el que se divisan los tejados de la ciudad, ofreciendo una perspectiva diferente de la capital belga.

Vistas desde el nivel superior del ascensor des Marolles. En la foto interior se divisa la torre del Ayuntamiento recortada frente a edificios modernos. A la izquierda se aprecia la estructura parcial del Atomium.
Ascenseur des Marolles
📍 Place Poelaert, 1000 Bruxelles, Bélgica

19. Maravillarse ante el legado Art Nouveau

El movimiento modernista o Art Nouveau nació para romper con los estilos arquitectónicos anteriores. Y fue Bruselas uno de los puntos germinales de la arquitectura Art Nouveau, basada en el uso de la luz, las formas curvas, los motivos vegetales y el hierro como elemento decorativo.

De hecho, se considera que el primer edificio plenamente Art Nouveau es la Casa Tassel, proyectada en Bruselas por el arquitecto belga Victor Horta. Desde el año 2000, cuatro de sus casas en la capital belga han sido clasificadas como Patrimonio Mundial de la Humanidad, como cuento con más detalles en este artículo del blog.

Casa Museo Horta de Victor Horta en estilo Art Nouveau, Bruselas, Bélgica
Detalle de la fachada de la Casa Museo de Victor Horta

Pero hay otros ejemplos magníficos de Art Nouveau en Bruselas, como el edificio del actual Museo de Instrumentos Musicales, junto a la Place Royale y el Mont des Arts. Se trata de los antiguos almacenes Old England, construidos en 1899 por el arquitecto Paul Saintenoy.

El magnífico edificio Art Nouveau que alberga al Museo de Instrumentos Musicales (MIM)

Hay además cientos de casas Art Déco en Bruselas, especialmente en los barrios que se construyeron durante el auge de este estilo arquitectónico y decorativo. Basta pasear por Ixelles, Châtelain, Saint-Gilles o el Quartier des Squares, por ejemplo, para encontrarlas y disfrutarlas.

Casa y detalles Art Nouveau

👉 Post: Las casas de Victor Horta en Bruselas y el apogeo del Art Nouveau

¿Ganas de saber más sobre el Art Nouveau belga?
🚶🏻‍♂️👉 Tour guiado del Art Nouveau de Bruselas 

20. Perderse por las calles de Bruselas

Creo que una de las grandes bazas de Bruselas es que es una ciudad que aún queda a escala humana. Tiene mucho que ofrecer, pero sin estridencias ni atosigamientos. Esa relativa tranquilidad hace de los paseos por sus calles una delicia. Hay que caminar, perderse e ir descubriendo los pequeños parques y squares, que salpican las calles aquí y allá.

El elegante Quartier des Squares

Conviene ir saboreando despacio la variada arquitectura de sus edificios y la multitud de detalles decorativos. Conviven en armonía fachadas escalonadas flamencas y estilos como el neoclásico, el Belle Époque, el Art Déco, el Art Nouveau, mencionado más arriba, y el estilo contemporáneo. Afortunadamente, las distancias en Bruselas no son tan grandes como en otras capitales, por lo que muchos recorridos pueden hacerse a pie.

¡Caminar siempre es la mejor manera de captar la esencia de una ciudad y Bruselas lo pone fácil!


🚶🏻‍♂️👉 Tour guiado a pie de Bruselas 

[Una curiosidad]: la Plaza de España de Bruselas

¿Esperarías encontrar una estatua de Don Quijote acompañado por Sancho Panza en el centro de Bruselas? Con ellos me topé en la Place d’Espagne, entre la Estación Central y la Grande Place. Las estatuas de Don Quijote y Sancho son una réplica exacta de las que se encuentran en la Plaza de España de Madrid, realizadas por el escultor Lorenzo Coullaut. España las ofreció como regalo a Bélgica en 1989.


Mapa de los lugares mencionados en el post:


👉 Traslados desde los aeropuertos de Zaventem y Charleroi

🎟 Brussels Card con acceso a 44 atracciones en Bruselas 

🚐 Excursiones desde Bruselas

¿Lo compartes?


Seguir leyendo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *