AETHERIA TRAVELS
Estás leyendo:

Ruta 66: nostalgia y diversión en Seligman, Arizona

0
Estados Unidos

Ruta 66: nostalgia y diversión en Seligman, Arizona

«If you ever plan to motor west, Travel my way, take the highway, that’s the best. Get your kicks on Route 66. It winds from Chicago to L.A.»

Bobby Troup. «(Get your kicks on) Route 66»

La calle principal de América

Desde Chicago hasta Los Ángeles y a lo largo de 3.940 km… Ese es el trazado de la Ruta 66, una carretera mítica que recorre de este a oeste una buena parte de Estados Unidos. Se inauguró el 11 de noviembre de 1926. Atraviesa sucesivamente los estados de Illinois, Missouri, Kansas, Oklahoma, Texas, Nuevo México y Arizona hasta finalizar en California, cerca del Océano Pacífico. A la Ruta 66 también se la conoce como «The Main Street of America».

Con el paso de los años, varias carreteras interestatales más nuevas y modernas fueron remplazando a la Ruta 66. Pero para entonces, el mito en torno a la ruta madre ya estaba construido y se conservaron tramos de la ruta original, que ahora conforman la Ruta Histórica 66.

«The Mother Road», un icono cultural

Es mucho más que una simple carretera: la Ruta 66 está asociada a una fuerte simbología. Representa una época de búsqueda de oportunidades, de esperanzas, de sueños cumplidos o truncados. John Steinbeck la describe como «The Mother Road», la ruta madre, en «Las Uvas de la Ira» (1939). Por ella transita la familia Joad, que en plena Crisis del 29, se desplaza desde su granja de Oklahoma hasta California en busca de seguridad y de mejores condiciones de vida. La Ruta 66 queda hoy como un símbolo del viaje y de la migración como medios para alcanzar una vida mejor.

Pero esta carretera ha inspirado a más escritores. Jack Kerouac, uno de los principales representantes del movimiento beatnik, cuenta en «On the Road» su periplo por la Ruta 66. Sin duda esta obra contribuyó a la mitificación de esta carretera por parte de toda una generación. En la obra, la carretera es la vida, el cambio interior, la búsqueda de la libertad basada en los cambios y el movimiento constante.

Seligman, AZ

Una de las paradas más originales de la Ruta 66 en el estado de Arizona es el pueblo de Seligman. Desde el este, se llega por la Interestatal 40, que se bifurca hacia este tramo de la Ruta Histórica 66 unas 30 millas antes de llegar al pueblo. Seligman es un foco de atracción para los nostálgicos de la Ruta 66, aquella que veía pasar a tantos viajeros diferentes, cada cuál con su propia historia de vida.

En realidad, el primer nombre de este enclave fue «Prescott Junction», ya que se trataba de un cruce entre dos líneas de ferrocarril, la de Santa Fe y la de la Prescott and Arizona Central Railway Company. Más tarde, el lugar se renombró como Seligman. Fue en honor a Jesse Seligman, quien contribuyó al desarrollo del ferrocarril en esa zona del oeste, tan lejana y apartada por entonces.  

Aunque la carretera interestatal principal dejó de pasar hace tiempo por Seligman, el pueblo ha sobrevivido por su ambiente tan peculiar. Se podría decir que Seligman es un museo al aire libre de la antigua Ruta 66. Esta se refleja aún en la estética de sus moteles, de sus viejos cafés o de los automóviles antiguos aparcados en sus aceras. Siempre hay alguna moto circulando, preferentemente Harley-Davidson, por supuesto.

Abundan también las señales y carteles de colores fluo, como recuerdos y reminiscencias de una Ruta 66 algo loca, divertida y kitsch. Entre ellos, destaca el intenso colorido rojo de Copper Cart, una cafetería histórica abierta a principios de los 1950’s, en la que (doy fe) un burrito de grandes proporciones y una coronita saciaban cualquier hambre, por grande que fuera, tras decenas de kilómetros de conducción.

También resalta la fachada verde y amarilla de Seligman Sundries, un local comercial fundado en 1904, que aún hoy funciona como cafetería y tienda de regalos. El Black Cat Café está abierto desde el principio de los años 1900 y es otro de los establecimientos míticos de Seligman.

Los mensajes de la Ruta 66

A la salida del nostálgico Seligman, la porción de la ruta histórica continúa hacia el oeste por amplias llanuras y pueblos como Peach Springs o Valentine. A la altura de Kingman, la carretera vuelve a fundirse con la Interestatal 40.

Existe toda una iconografía asociada a la Ruta 66. La carretera habla al conductor y le envía curiosos mensajes fraccionados a lo largo de señales sucesivas. Estos son algunos ejemplos que podemos ver a la salida de Seligman: » You can drive / a mile a minute,/ but there is no / future in it» ó «Listen birds / these signs cost money / so roost awhile / but don’t get funny.«

En realidad, esos carteles son herencia de Burma-Shave, una antigua marca de crema de afeitar. Como truco publicitario, Burma-Shave empezó a colocar en 1926 carteles en los laterales de las carreteras de Estados Unidos formando rimas divertidas. Aunque la empresa ya no existe, se siguen conservando muchos de esos carteles de otra época.

Conduce y descubre

La Ruta 66 está para conducirse, para vivirse, para que cada cuál cree su propia road movie. Hazla entera, si tienes la oportunidad, o sólo un trozo, no importa.

Sube al coche, o la moto, y echa a andar. Mira los espacios tan amplios y abiertos. Disfruta de los carteles de la Ruta Madre y de sus mensajes. Los cielos son azules con nubes condensadas por la sequedad del ambiente. Forman dibujos, a veces curiosos. Hay espacio, extensión, y sensación de libertad. Simplemente, conduce, y que el viaje te lleve a ti. Ya lo dijo Steinbeck: «People don’t take trips, trips do take people«.

¿Te animas a conducir por la Ruta 66? ¿Ya la conoces? Cuéntanos cómo fue tu experiencia.


Saber más:

  • Una sugerencia: recorrer la Ruta 66 puede ser un objetivo de viaje en sí, empezando por Chicago o por Los Ángeles. Pero también se puede integrar este tramo de la Ruta Histórica de Arizona en otros planes de viaje. En el mismo estado está el cinematográfico Monument Valley, escenario de varias películas de John Ford. Además, el tramo histórico encaja perfectamente en un trayecto por carretera entre el Gran Cañón y Las Vegas, dos lugares imperdibles del Oeste de Estados Unidos.

Seligman
📍Arizona 86337, EE. UU.
🌐 visitarizona.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *