AETHERIA TRAVELS
Estás leyendo:

Diez lugares (+1) para visitar en el Parque del Retiro (2ª parte)

0
MADRID

Diez lugares (+1) para visitar en el Parque del Retiro (2ª parte)

En la primera parte de esta guía rápida para visitar el Parque del Retiro, el pulmón verde del centro de Madrid, recorremos lugares como los Jardines de Cecilio Rodríguez, la Rosaleda, el Bosque de los Ausentes, el Palacio de Cristal o el Palacio de Velázquez. En esta segunda parte continuamos el recorrido por la mitad norte de este precioso parque, uno de los grandes atractivos de Madrid que prepara su candidatura para formar parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

7. El Estanque Grande y el Monumento a Alfonso XIII

El Estanque Grande del Retiro, creado en el siglo XVII, es una extensión de agua artificial, la mayor de todo el parque. Era uno de los lugares favoritos de la realeza para la representación de espectáculos. Estos a veces tenían como escenario una isla central, mientras la familia real asistía a ellos desde una orilla o den barco. Hoy en día esta isla ya no existe y la planta rectangular del estanque sólo está ocupada por el agua donde los patos nadan a sus anchas.

En la orilla norte se encuentra el Embarcadero, donde se alquilan y desde donde se accede a las barcas de remos tan populares entre los visitantes. Proyectado en 1917, tiene la forma de una pérgola romántica.

(♦︎ pasar el cursor sobre las imágenes para ver la leyenda)

Pero sin duda el elemento más llamativo del entorno del estanque es el monumento a Alfonso XIII, situado en la orilla este. Fue proyectado por el arquitecto barcelonés José Grases Riera e inaugurado en 1922. La pieza central del monumento es una estatua ecuestre del rey instalada sobre una alta columna ricamente ornamentada en su base. En su parte posterior y en los laterales, la estatua está enmarcada por una columnata semicircular. Delante de la estatua de despliega una corta escalinata decorada con leones de bronce que llega hasta el borde del estanque. Al atardecer es frecuente ver sentados en las escaleras a los visitantes que aguardan la puesta del sol, a menudo acompañados por un fondo sonoro de instrumentos de percusión.

8. El Parterre

En la esquina suroeste del estanque se encuentra en una glorieta la Fuente de la Alcachofa. Desde ahí, se toma el Paseo de Paraguay. Es una avenida más amplia de gravilla clara que lleva a una terraza desde la que se tiene una excelente vista general del Parterre. Este jardín francés se construyó en 1690 en honor de María Luisa de Orleans, primera mujer de Carlos II.

Está diseñado con una estructura perfectamente simétrica y está adornado por árboles cuidadosamente podados. Al fondo, se puede ver la puerta de Felipe IV, que da a la calle Alfonso XII y al Casón del Buen Retiro, que es un anexo del Museo del Prado. En un lugar central del parterre, se encuentra el monumento al escritor Jacinto Benavente, levantado en 1962. Justo bajo la terraza mirador, se encuentra la Fuente de los Tritones, también conocida como la Fuente de la Concha.

En el lateral derecho del Parterre, según se mira desde la terraza del Paseo de Paraguay, hay un gran árbol de la especie ahuehuete, originaria de México. Se le conoce como El Abuelo , ya que fue plantado hace siglos, cuando el Parterre fue diseñado.

9. El Paseo de las Estatuas de los Reyes y el Templete de Música

Un poco más al norte del Parterre, se encuentra el Paseo de Argentina. Desde la Puerta de España, en la calle Alfonso XII, este paseo señorial va subiendo hasta el Estanque Grande. Se le conoce también como Paseo de las Estatuas de los Reyes, ya que está flanqueado por ambos lados de esculturas que representan a reyes de España. Estas se realizaron durante el reinado de Alfonso VI para adornar la cornisa del Palacio Real, pero en tiempos de Carlos III se retiraron. Hoy en día se pueden ver en Madrid en el Parque del Retiro, en la Plaza de Oriente o en los Jardines de Sabatini.

Al llegar por el Paseo de Argentina hasta el Estanque Grande, se toma el paseo de Nicaragua hasta la Fuente de los Galápagos, en el extremo noroeste del estanque. Un poco más allá se encuentra el Templete de Música. Tiene una estructura circular y simétrica, muy característica de principios del siglo XX, periodo en el que fue construido. En el Templete se celebran conciertos al aire libre, a menudo a cargo de la Banda Sinfónica Municipal de Madrid.

10. La Casa de Vacas, la Casita del Pescador, la Montaña Artificial y la Ermita

Al finalizar la Guerra de la Independencia (1808-1814), el rey Fernando VII mandó reconstruir los Jardines del Retiro. Tras la ocupación por los franceses y el paso del ejército inglés, el parque había quedado muy deteriorado. En aquella época estaba de moda colocar en parques y jardines los llamados caprichos, es decir, elementos decorativos y recreativos que eran fruto de la fantasía de su autor.

La Casa de Vacas

A muy pocos pasos del Templete, se encuentra el Centro Cultural Casa de Vacas, uno de los caprichos construidos en el Retiro. Se levantó en 1874 como un lugar para dispensar leche fresca recién ordeñada. En 1886 el lugar fue destruido por un tornado. Se reconstruyó en 1921 y sirvió primero como restaurante y posteriormente como sala de fiestas, que también fue abandonada. Tras una nueva reconstrucción en 1986, la Casa de Vacas es hoy en día un espacio cultural que acoge numerosas exposiciones temporales a lo largo del año.

La Casita del Pescador

La Casita del Pescador es uno de estos caprichos que mandó construir Fernando VII y que se conservan aún hoy en día. En medio de un pequeño estanque en el que se bañan gustosamente los patos, se levanta una deliciosa casita. Sus paredes son de tono rosado con ornamentaciones. El tejado es de zinc y picudo, rematado con una bola de metal, muy al estilo madrileño.

La Montaña Artificial y la Ermita

Junto a la Casita del Pescador se levanta otro de los caprichos: la Montaña Artificial. Inicialmente estuvo coronada por un templete que ya no existe. Recubierta de una frondosa vegetación, hoy en día alberga en su interior una sala de exposiciones. Se conoce tambi popularmente a la montaña como la Colina de los Gatos, por la gran cantidad de esto.

Muy cerca de la Montaña Artificial se encuentran las ruinas de una antigua ermita dedicada a San Pelayo y San Isidoro. Se trasladaron desde Ávila con la ayuda de un filántropo e instaladas después de muchos avatares en el Parque del Retiro en 1897.

+1. Los monumentos a personajes ilustres

Por último, este apartado no trata de un lugar particular sino de un elemento común a todos los sectores del Retiro. Son las estatuas y monumentos que aparecen aquí y allá durante el paseo por el parque y que conmemoran a personajes ilustres, muchos de ellos nacidos en el siglo XIX.

Se homenajea a médicos ilustres (Santiago Ramón y Cajal, Carlos Cortezo), a políticos (Arsenio Martínez Campos), a escritores (Benito Pérez Galdós, Jacinto Benavente, Ramón de Campoamor, los hermanos Álvarez Quintero), a compositores (Federico Chueca), o a grabadores (Francisco de Paula Martí), entre otros. También se evoca a protagonistas de la mitología, como la diosa Hera. Pero de estos habitantes de piedra del parque iremos hablando en otros artículos.

¿Y tú, conoces el Retiro madrileño? ¿Cuáles son tus parajes favoritos? ¿Quieres compartir alguna anécdota o comentario?


Mapa del recorrido (2ª parte):


Jardines de El Buen Retiro
📍Acceso principal: Plaza de la Independencia, 7
28001 Madrid, España
📞 Teléfono para visitas guiadas: 915 280 938

🕑 Horario de apertura:
Primavera y verano (abril-septiembre): desde las 6 hasta las 24 h. 
Otoño e invierno (octubre-marzo): desde las 6 hasta las 22 h.
€ Entrada gratuita.

🚇 Metro Ibiza (L9), Príncipe de Vergara (L2,L9), Retiro (L2), Estación del Arte (L1)
🚌 Bus 1,2, 9, 15, 19, 20, 26, 28, 51, 52, 53, 74, 146,  152, C1, C2

Puedes descargarte aquí la GUÍA RÁPIDA DEL PARQUE DEL RETIRO de Aetheria Travels:


Seguir leyendo sobre:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!