AETHERIA TRAVELS
Estás leyendo:
Qué ver en Finisterre, donde la tierra acaba
0
¿Qué ver en Finisterre? El faro del fin del mundo

Finisterre, el final del mundo

Finisterre, finis terrae, o el final de la tierra. Así es como los romanos nombraron a esta pequeña península de la costa de Galicia, en el extremo más occidental del Imperio, donde la tierra firme tocaba a su fin. Más allá, quedaba el abismo y la inmensidad del agua, lo que llamaban el Mare externum que no era otro que el Océano Atlántico.

Mirando hacia el Mare Externum desde el Cabo Finisterre

Aunque para la antigua Roma, Finisterre o Fisterra en lengua gallega, era el punto más occidental de Europa, lo cierto es que el cercano Cabo Touriñán es el punto más occidental de España. Es superado a su vez por el Cabo de Roca en Portugal, considerado el punto más al oeste de la Europa continental.

En este artículo recorreremos los principales lugares que ver en Finisterre, desde la localidad del mismo nombre hasta el emblemático faro que tantas veces ha avisado a los navegantes de los peligros de las rocas cercanas.


ÍNDICE DE CONTENIDOS:

Finisterre, el fin del mundo romano

- De A Coruña a Finisterre: entre pinos, prados y eucaliptos
- El municipio de Finisterre
- De Finisterre al faro: el final del Camino
- El Faro de Finisterre

[Saber más]
Cómo llegar a Finisterre
Mapa de los lugares mencionados

De A Coruña a Finisterre: entre pinos, prados y eucaliptos

Desde A Coruña, son poco más de 100 km de carretera los que hay que recorrer hasta el Cabo de Finisterre, una distancia cómoda incluso para una excursión de un día como la que yo hice. El coche se adentra por la sinuosa autovía AG55, dejando a un lado y otro de la pista suaves colinas recubiertas de pinos y algún eucalipto. Los últimos 42 km de la ruta son de una carretera que se aleja unos kilómetros de la temida Costa da Morte, donde tantos barcos han naufragado a lo largo de los siglos.

Los pinos abundan en la Costa de la Muerte

A la altura de Dumbría se une la carretera que recorre 60 km desde Santiago de Compostela hasta llegar a ese mismo punto. Se suceden después pequeñas localidades como Bustelo, Lobelos o Sardiñeiro de Abaixo. Luego aparece el Mirador de Talón, que ofrece desde la lejanía una estupenda perspectiva del Cabo de Finisterre.

El perfil de la península de Finisterre desde el Mirador de Talón

Ya en Escaselas, donde se encuentra la espléndida Playa de Langosteira, la franja de tierra se va estrechando para formar definitivamente la península de Finisterre, dejando a un lado la Ría de Corcubión y al otro el océano abierto.

El sol, que brillaba con gusto, desaparece casi de repente durante el último tramo del trayecto. Da paso a una neblina envolvente que parece convocar las leyendas y misterios de estas tierras gallegas. La niebla, las nubes y el sol se irán y volverán varias veces a lo largo del día, pero ya se sabe que por aquí el tiempo es cambiante.


El municipio de Finisterre

La primera parada es en el pueblo o municipio de Finisterre. Con unos 5.000 habitantes, forma parte de la comarca del mismo nombre. Enseguida se nota el marcado ambiente marinero, que se acompaña de olor a salitre y del sonido agudo de las gaviotas.

Casas de Finisterre vistas desde el puerto

El Puerto y la Lonja

El puerto, que cuenta en su zona norte con un aparcamiento y está muy próximo a la estación de autobuses y la parada de taxis, es un buen lugar para comenzar la vista de Finisterre. Es el verdadero epicentro de esta localidad que desarrolla una gran actividad pesquera. Protegido del oleaje por un largo dique que se adentra en la ría, es fácil recorrerlo siguiendo el Paseo Ribeira.

Puerto de Fiinisterre con el dique de contención al fondo

En el extremo norte del puerto se levanta el Monumento a Emigrante, en recuerdo a los gallegos dispersos por el mundo. Caminando un poco más desde ahí hacia el final del puerto, se puede divisar desde la Punta Conserva y la Punta Almacén la gran Playa de Langosteira en Escaselas, una de las mejores de la zona.

Monumento al Emigrante

Caminando ahora hacia el extremo sur del puerto, a la entrada del dique, se encuentra la lonja, de diseño contemporáneo. Fue proyectada por la la arquitecta Covadonga Carrasco López, no sólo con un objetivo funcional sino también para ser incorporada a la actividad turística de Finisterre. Permite a los visitantes observar las subastas sin por ello interferir con el quehacer comercial y marinero.

Los deliciosos frutos del mar

El Paseo Ribeira está repleto de restaurantes, que se concentran sobre todo frente a la lonja. Es un lugar perfecto para hacer una parada y disfrutar los deliciosos frutos del mar y de la huerta. Percebes, pulpo a feira, pimientos de Padrón… Puedo decir que en el restaurante Maruxía estaban realmente riquísimos. Todo ello con vistas a los pequeños barcos de colores reflejados en las aguas del puerto.

También desde el puerto salen regularmente barcos de paseo para navegar por la Ría de Corcubión y descubrir Finisterre y el Cabo desde una perspectiva marinera.

Lonja de Finisterre
📍 Paseo Ribeira, 22, 15155 Fisterra, A Coruña
🌐 mardegalicia.com

🕑 Consultar horarios en la web
🎟 5 €


Paseos en barco desde el puerto

🛳 👉 Paseo en barco por Finisterre (opción de paseo al atardecer)

Callejeando por el casco antiguo

Después de reponer fuerzas, vale la pena darse un paseo por el casco antiguo de Finisterre. Desde la estación de autobuses la Rúa Real va ascendiendo entre casas con galerías acristaladas o fachadas de piedra o azulejo que protegen del desgaste del mar. La calle llega hasta la Plaza de la Constitución, presidida por un cruceiro.

Calles del casco antiguo de Finisterre

Desde ahí, la Rúa da Praza conduce a la Plaza Ara Solis, donde se levanta la Capilla de Nuestra Señora del Buen Suceso. De estilo barroca y construida en piedra, data del siglo XVIII. Este pequeño templo forma parte de la ruta jacobea, tal y como lo indican los símbolos que marcan su escalera de acceso. En el casco antiguo se ven también algunos hórreos y casas con blasón.

Símbolos jacobeos en la Capilla de Nuestra Señora del Buen Suceso

Castelo de San Carlos y Museo de la Pesca

Volviendo ahora al extremo sur del puerto, se abre una pequeña playa urbana: es la Praia da Ribeira, de unos 65 metros de largo. Junto a ella está otro de los lugares que ver en Finisterre, el Castelo de San Carlos.

Vista de la ría y el dique del puerto desde la Praia da Ribeira

Se empezó a edificar a mediados del siglo XVIII, como uno de los elementos defensivos de la Ría de Corcubión, aunque su construcción sólo se terminó unos 10 años más tarde mediante una Real Orden de Carlos III. La forma del castillo es deliberadamente irregular para adaptarse mejor al terreno rocoso sobre el que se levanta.

El Castelo de San Carlos desde la Praia da Ribeira

Aunque sufrió daños importantes durante la Guerra de Independencia contra las tropas napoleónicas, fue restaurado posteriormente. La pequeña fortaleza alberga hoy un Museo de la Pesca. Sencillo, pero interesante, en él se explican los métodos de pesca que se han venido utilizando en esta región tan marinera, las costumbres locales y los naufragios de esta costa agreste.

Castelo de San Carlos
📍 Plaza de América s/n. 15155  Fisterra - A Coruña
📞 + 34 627 239 731; 📩 museodapesca@concellofisterra.gal
🌐 concellofisterra.gal

🕑 Consultar horarios según temporadas en la web
🎟 2€

Iglesia de Santa María das Areas

Desde la playa asciende la Rúa Manuel Lago Pais, flanqueada a ambos lados con casas con encanto. Enlaza después con la Rúa Ara Solis, para desembocar finalmente en la carretera que lleva desde Finisterre hasta el faro.

Casas de la Rua Manuel Lago Pais

Aparece entonces a mano derecha la Iglesia de Santa María das Areas, ya casi a la afueras de Finisterre. Tiene una estructura rotunda hecha con granito local, que resalta sobre el verde de la vegetación. Se empezó a construir en el siglo XII, aunque sufrió posteriormente varias modificaciones y ampliaciones.

Iglesia de Santa María das Areas

Está dedicada a Nuestra Señora das Areas, patrona de la localidad, y forma parte de la ruta jacobea. En su interior se custodia también el Santo Cristo de Finisterre. Frente al pórtico recubierto de la iglesia, se encuentra la entrada al cementerio municipal, que llama la atención por el abarrotamiento y casi superposición de lápidas y sepulturas.

Iglesia de Santa María das Aras
📍 Rúa Alcalde Fernández, 14, 15155 Fisterra, A Coruña
📞 +34 981 74 00 01

De Finisterre al Faro: el final del Camino

El último tramo del Camino de Santiago

Desde tiempos inmemoriales, ya antes del cristianismo, ha existido una atracción hasta este punto magnético y extremo de Finisterre, donde el sol de la tarde parece hundirse en las aguas del océano. Allí levantaron los celtas, antes del cristianismo, altares como el Ara Solis para celebrar ritos paganos en honor al astro rey.

Vegetación de verano en el camino de Finisterre al Faro

Hoy en día, un ritual que siguen muchos peregrinos que llegan a Santiago de Compostela es continuar el camino hasta el Faro de Finisterre después de visitar al Apóstol. Son 89 kilómetros, o unas cuatro o cinco jornadas adicionales de ruta jacobea.

Monumento al Peregrino junto a la senda costare que lleva de Finisterre al Faro

Desde el municipio de Finisterre, la sinuosa carretera y una vía peatonal avanzan hacia el faro siguiendo la línea de costa. A unos 900 metros, a la izquierda de la ruta, se levanta una estatua de bronce. Es el Monumento al Peregrino que homenajea a los caminantes que realizan esta variante del Camino de Santiago.

Monumento al Peregrino
📍 Rúa Cabo Fisterra, Carretera AC-455, 15155 Fisterra, A Coruña

Cementerio de César Portela

A pocos cientos de metros tras el Monumento al Peregrino, la carretera se ensancha un poco dejando lugar para un pequeño aparcamiento. Ahí, en la ladera que lleva al mar, se encuentra la entrada a un lugar muy peculiar y poco conocido que ver en Finisterre. Es el cementerio proyectado por César Portela, camuflado entre la vegetación y los árboles. Este renombrado arquitecto gallego es el artífice, entre otros proyectos realizados en Galicia, del cercano Faro Touriñán y de la terminal del aeropuerto de Vigo.

El cementerio de César Portela, escenario del tráiler de promoción de la distopia «Altered Carbon»

El cementerio, futurista y rupturista, se proyectó en 1998 para aliviar la saturación del cementerio de Finisterre, junto a la Iglesia de Santa María das Aras. Una pendiente en zigzag va llevando entre la vegetación agreste hasta los diferentes bloques de hormigón con nichos que miran hacia el mar. Dice Portela que buscaba un lugar sublime de eterno descanso, en plena comunión con la naturaleza.

Los helechos crecen en el cementerio sin uso

Envuelto en todo tipo de polémicas, el cementerio nunca se ha llegado a utilizar. Como curiosidad, sí ha sido escenario de un tráiler de promoción de la inquietante y distópica serie de televisión por cable «Altered Carbon» rodado en Finisterre.

Cementerio de Finisterre César Portela
📍Rúa Cabo Fisterra, Carretera AC-455, 15155 Fisterra, A Coruña

🕑Abierto 24 h 
🎟 Acceso libre

El Faro de Finisterre

La Plaza de Stephen Hawking y el kilómetro 0

La carretera sigue su curso durante poco menos de un kilómetro y se abre en su punto final a una zona de aparcamiento. Ahí se levantan unos cuantos puestos de objetos típicos y souvenirs, en una plaza que curiosamente lleva el nombre de Stephen Hawking. El ilustre científico quedó prendado de este extremo de Galicia durante su visita en 2008. «Disfruté mi viaje al fin del mundo, qué hermoso lugar», dijo, y así lo refleja una placa conmemorativa.

Placa de la Plaza Stephen Hawking
Cruceiro del Faro de Finisterre

Junto a la plaza se encuentra el mojón que marca el kilómetro 0, el final de la ruta entre Santiago de Compostela y Finisterre. Hay también una cruz elevada, reconvertida en un lugar popular para hacerse fotos. Una balaustrada ofrece en los días despejados amplias vistas a la Ría de Corcubión, que se extiende con forma semicircular desde la punta del cabo hasta la Playa de la Carnota.

Punto final del Camino de Santiago a FInisterre
Desde la Plaza de Stephen Hawking el terreno se precipita hacia la Ría de Corcubión

El faro

Un pasos más allá, se levanta sobre el promontorio rocoso el gran protagonista, el faro del fin de la tierra, una de las principales atracciones que ver en Finisterre. Puesto en marcha en 1853, aún sigue en activo. Cumple una función fundamental, avisando a los navíos de la proximidad de las rocas sobre las que a menudo choca un océano embravecido. Es el último del camino de los faros de la Costa de la Muerte que a los largo de 200 km une Malpica con Finisterre siguiendo la línea de costa.

La luz del faro se sitúa a 143 metros sobre el nivel del mar y se puede ver desde unos 40 kilómetros de distancia. Sin embargo, como la niebla densa es muy frecuente, el faro contó también con una potente sirena añadida en 1888. Conocida como la Vaca de Fisterra, avisó con su penetrante sonido a los navegantes durante más de 100 años.

La potente luz del faro puede verse a 40 km de distancia

El faro parece el último elemento que separa al visitante del punto final de la tierra. Detrás de él quedan ya sólo las rocas que se despeñan en pendiente hacia el mar. Las más cercanas al agua reciben al oleaje en forma de espuma blanca. Junto a una cruz de piedra, se apilan las botas gastadas de los peregrinos a modo de ofrenda.

El agua choca con fuerza en las rocas incluso en los días tranquilos

Por las tardes, son muchos los que se acercan al faro a ver la puesta del sol, el final de otro ciclo diario. Será el misterio secular que envuelve a los ritos cristianos y paganos o la confrontación tan íntima con las fuerzas de la naturaleza, pero de lo que no hay duda es de que algo poderoso tiene este lugar que no deja indiferente a quien lo visita.


[Saber más]:

✒︎ Junto al faro se ha abierto un pequeño hotel, Ó Semáforo de Fisterra, para poder pernoctar en un entorno tan sugerente

✒︎ Una variante del camino jacobeo que parte de Santiago es la que finaliza en Muxía en lugar de en Finisterre. Esta localidad de la Costa da Morte, abierta al mar, tiene mucho que ofrecer al visitante: el Santuario de la Vírgen de la Barca, el faro, el puerto y sus reivindicativos murales de arte urbano, los secaderos históricos de pescado o la Playa de Lourido.

✒︎ También se encuentra en Muxía el más reciente de los Paradores de Turismo, el Parador Costa da Morte, un hotel de diseño perfectamente integrado en la naturaleza donde merece realmente la pena pasar al menos un par de noches.

Las dunas de la Playa de Lourido junto al Parador Costa da Morte en Muxía

Cómo llegar a Finisterre (municipio)

🚘 1. En coche:

  • 104 km (1h15) desde A Coruña por AG-55 y AC-552
  • 82 km (1h12) desde Santiago de Compostela por AC-441

🚍 2. En bus:

  • 2 h desde la Estación de Autobuses de A Coruña – Línea 10369 (ver información de precios y horarios en la web de Arriva Galicia)
  • 2h28 desde la Estación Intermodal de Santiago de Compostela (ver información de precios y horarios en la web de MonBus)

🚶🏻‍♀️👉 3. ¿Prefieres que te lleven? Excursiones organizadas:

Llegar de Finisterre al Faro:

- 🚶🏻‍♀️🚘 A pie o en coche: 3,2 km siguiendo la costa (último tramo del Camino Santiago de Compostela - Finisterre)

- 🚖 En taxi: 7-9 aprox. € (Taxi Fisterra)

Mapa de los lugares que ver en Finisterre


¿Lo compartes?


Seguir leyendo:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.