AETHERIA TRAVELS
Estás leyendo:

Tosho-gu y Taiyuin, las joyas del barroco japonés de Nikko

0
Japón

Tosho-gu y Taiyuin, las joyas del barroco japonés de Nikko

Los templos y santuarios de Nikko, ciudad sagrada

Templos budistas, santuarios sintoístas, puentes sagrados,… Estas construcciones religiosas abundan en Nikko, la ciudad situada al pie de los montes sagrados. La riqueza cultural y patrimonial de Nikko es tan grande que el conjunto de sus templos y lugares de culto ha sido incluido en el listado de lugares Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

En un artículo anterior, hemos recorrido Nikko, siguiendo una guía de los principales lugares qué visitar y ver. Sin embargo, en este post quiero volver de nuevo a dos templos que me maravillaron por su gran profusión decorativa, muy alejada de la sencillez habitual de los recintos religiosos de Japón. Son Tosho-gu y Taiyuin, dos lugares unidos por una historia familiar, dos joyas preciosas de Nikko. Para mí, estos dos templos podrían ser el equivalente japonés de la decoración más barroca. Hablemos de ellos y, sobre todo, recorramos las galerías de imágenes para disfrutar de los adornos, de los colores y de la riqueza de detalles que los hacen tan particulares.

Tosho-gu

Tokugawa Ieyasu

Un gran torii de granito marca la entrada al santuario sintoísta Tosho-gu. En este santuario reposa el shogun Tokugawa Ieyasu (1543-1616), fundador del shogunato Tokugawa, que gobernó Japón durante 250 años hasta 1868. El recinto donde se levantaba el mausoleo era inicialmente más sencillo, pero a mediados del siglo XVII el nieto de Ieysasu, Iemitsu, lo fue transformando y ampliando hasta dotarlo de una apariencia espectacular.

Tosho-gu está compuesto por doce edificios o pabellones rodeados por un frondoso bosque de cedros centenarios. Cada pabellón fue construido con materiales de primera calidad. Para la decoración exterior e interior, se utilizaron elaboradas tallas y materiales preciosos, como  láminas de oro. Los mejores artesanos trabajaron durante 2 años para lograr esta maravilla arquitectónica y decorativa

Linternas de piedra en Tosho-gu

La Pagoda, los Almacenes y el Establo

El primer elemento que destaca al cruzar el torii es la gran pagoda de cinco pisos. Donada por un daimyo o soberano feudal en 1650, fue destruida por un incendio y reconstruida en 1818. Cada planta de la pagoda representa un elemento en orden de ascenso: tierra, agua, fuego, viento y cielo.

Se cruza a continuación la puerta de entrada principal Niomon, que da acceso a un patio con 3 edificios de almacenes (sanjinko). En el almacén mayor o kamajinko se puede ver una renombrada talla que representa a los elefantes sozo-no-zo (“elefantes imaginados”). Fueron realizados por un artista que, al no haber visto nunca elefantes, los talló tal y como él los imaginaba.

Vista del almacen mayor con la talla de los elefantes imaginados

Frente a los almacenes se encuentra el establo sagrado ó shinkyusha, adornado con figuras de madera tan famosas como la de los 3 monos: «no ver el mal, no hablar del mal, no escuchar el mal». En un extremo del patio se levanta la fuente (omizuya), cubierta por un tejado de estilo chino muy ornamentado.

El panel de los 3 monos en la zona de establos del santuario Toshogu

La Puerta Yomeimon

Junto a la fuente, un pequeño torii conduce a una escalera de piedra que asciende hacia un patio donde se encuentran una torre y el campanario, construidos en el mismo estilo que el resto del santuario. También se levanta en ese patio el Hondo-ji, un pabellón donde los monjes muestran a los visitantes la excelente acústica: una palmada hace que la figura de dragón pintada en el techo parezca lanzar un sollozo.

Otra escalinata conduce a continuación hacia la deslumbrante puerta Yomeimon. Fue realizada por el renombrado escultor de la época Hidari Jingoro. Cuenta con más de 300 figuras decorativas de sabios chinos y de animales y bestias como jirafas, leones o dragones. Una de las columnas de madera está colocada intencionadamente al revés para hacer la puerta menos perfecta, de acuerdo con el concepto japonés de wabi-sabi o la belleza de la imperfección. A ambos lados de la puerta se despliegan unos muros (kairo), decorados con un colorido conjunto de aves y flores talladas

Muros tallados que parten de la puerta Yomeimon

La Puerta Karamon, los salones y el mausoleo

La puerta da acceso al último patio donde se encuentran la espectacular puerta Karamon, el salón de plegarias haiden y el salón principal honden dedicados al shogun.  A la derecha del salón principal, aparece la puerta Sakashitamon. Junto a ella se encuentra otra de las tallas de madera más famosas de Tosho-gu: el nemurineko o gato dormido, atribuido también a Hidari Jingoro. De la puerta Sakashitamon parte una escalera que, ascendiendo entre los altos árboles, conduce al mausoleo original de Tokugawa Ieyasu.

Patio de los salones principales

Galería de imágenes de Tosho-gu

La mejor manera de apreciar el esplendor de Tosho-gu es ver la multitud de adornos y detalles y el alegre colorido que hacen de este santuario una joya de Japón. Aquí dejo una pequeña muestra de imágenes que espero inviten a visitar Nikko y sus joyas Patrimonio de la Humanidad.

(▪️pincha en la galería para ampliar las imágenes)


Taiyuin

Tokugawa Iemitsu

Una estrecha senda flanqueada por árboles centenarios recorre los poco más de 400 metros que separan al santuario Tosho-gu del templo Taiyuin, que en la actualidad forma parte del conjunto budista Rinno-ji. Taiyuin alberga el mausoleo de Tokugawa Iemitsu (1604-1651), tercer shogun Tokugawa, que fue nieto de Tokugawa Ieyasu e hijo mayor de Tokugawa Hidetada, segundo shogun de la dinastía. Iemitsu no sólo engrandeció el mausoleo de su abuelo Ieyasu sino que diseñó el suyo propio, cuidando de no eclipsar la memoria de su abuelo al que tenía un gran respeto. Aún así, el templo Tayuin, nombre póstumo de Iemitsu, es un conjunto arquitectónico magnífico.

La Puerta Niomon y la fuente sagrada

La puerta Niomon marca la entrada a Taiyuin. Al igual que en Tosho-gu, esta puerta de acceso está custodiada a cada lado por una imagen intimidante de Nio, el guardián iracundo de Buda.

Tras cruzar la puerta, se accede a un patio adornado por numerosos faroles de piedra, que fueron donados por los sucesivos daimios o señores feudales. En el patio se encuentra también una bonita fuente ó omizuya donde realizar las abluciones. El agua que llega a la fuente baja directamente de las montañas sagradas de Nikko.

La puerta Nitenmon

Desde el patio se percibe inmediatamente la imponente presencia de los altos cedros que rodean Taiyuin. De hecho, unas escaleras van abriéndose paso a través del bosque uniendo los diferentes pabellones y edificios hasta llegar al mausoleo de Iemitsu en lo alto del conjunto.

Al abandonar el patio, las escaleras conducen en primer lugar a la puerta Nitenmon. Está custodiada por 4 estatuas guardianas: delante, los dioses Komoku y Sikoku, y más atrás el dios verde del viento y el dios rojo del trueno.

La puerta Yashamon

Las escaleras continúan en ascenso hasta dejar a un lado y otro la torre, símbolo del nacimiento, y el campanario, símbolo de la muerte. Unos escalones más arriba se levanta majestuosa la preciosa puerta Yashamon. Está recubierta por una capa dorada y custodiada por 4 imágenes de Yasha, un amenazante espíritu guardián. También se la conoce como la Puerta de las Peonías (botanmon) por los relieves florales que contiene.

Puerta Yashamon

La puerta Karamon, los salones y la puerta Kokamon

Unos pasos más allá, aparece la puerta Karamon, con reminiscencias chinas y muy ornamentada. Destaca en su parte frontal un relieve de una pareja de grullas. Esta puerta da acceso a los vistosos edificios que albergan al haiden, el salón de plegarias al que se permite acceder a los visitantes, y al honden, salón principal decorado con relieves de dragones, que suele permanecer cerrado al público.

Relieve con figuras de grulla en la puerta Karamon

En un lateral de estos edificios, una corta escalera asciende hasta la puerta Kokamon, que marca el comienzo del sendero que lleva hasta el mausoleo de Iemitsu. Taiyuin se terminó de construir en 1653, dos años después de la muerte de Iemitsu.

Templo, Taiyuin, Nikko, Japón
Puerta Kokamon conducente al mausoleo de Iemitsu

Galería de imágenes de Tayuin

(▪️pincha en la galería para ampliar las imágenes)

Información práctica

En este artículo podrás encontrar una guía para visitar Nikko. Incluye datos sobre precios, horarios y enlaces a los principales lugares de visitas. También verás información sobre alojamiento, transporte en Nikko y cómo llegar desde Tokio.

Santuario Toshogu
📍2301 Sannai, Nikko, Tochigi 321-1431, Japón
📞+81288540560
🌐 toshogu.jp

Taiyuin
📍2300 Sannai, Nikko, Tochigi 321-1431, Japón
📞++81288540531
🌐 rinnoji.or.jp

Seguir leyendo:


NEWSLETTER:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *