AETHERIA TRAVELS
Estás leyendo:

Japón: visitar el Museo al Aire Libre de Hakone

0
"Intersecting Space Construction" de Ryoyi Goto, Museo al Aire Libre de Hakone, Japón
ARTE Y MUSEOS, Japón

Japón: visitar el Museo al Aire Libre de Hakone

➰➰

«La escultura es un arte hecho para espacios abiertos: sólo al aire libre encuentra su unión natural con el universo»

Henry Moore

➰➰

Un museo de arte entre colinas

¿Un museo al aire libre con piezas de artistas de renombre mundial entre las colinas de Hakone? Lo cierto es que fue un descubrimiento inesperado, y no por ello menos apasionante, encontrar una valiosa colección de esculturas en uno de los parajes más renombrados de Japón por su belleza natural.

El tren local que parte de la estación de Odawara va subiendo entre montes y bosques en dirección a Gora, final de línea. La vegetación es densa, arbolada, tanto que incluso a ratos oculta las vistas y el paisaje. Al cabo de unos 45 minutos, se llega a la estación de Chokoku-no-mori. Al bajar del tren, un mural en el apeadero nos anuncia que el Museo al Aire Libre de Hakone (Hakone Open Air Museum) está cerca.

Museo al Aire Libre de Hakone, Japón
Mural de la estación Chokoku-no-mori con la representación del Museo al Aire Libre de Hakone

La Plaza Central

Inaugurado en 1969 y con una superficie de más de 70.000 m2, el museo ofrece la oportunidad de disfrutar al aire libre de más de un centenar de esculturas realizadas por artistas de todo el mundo. Aunque cuenta con salas de exposición cubiertas, sin duda el gran atractivo del museo es precisamente su colección exterior. De hecho, fue el primer museo abierto que se inauguró en Japón.

Así, tras cruzar el edificio de entrada y bajar unas empinadas escaleras mecánicas, se accede a un gran espacio abierto. Es la Plaza Circular o Round Plaza que se asoma al paisaje montañoso y al cielo de Hakone. Desde ese lugar que hace de punto de partida de la visita, se abren paso varios caminos de losetas sobre el césped cuidadosamente recortado. Estos van llevando al visitante por el parque en el que se exponen las numerosas piezas de la colección (ver plano del museo al final de la entrada).

(Pincha sobre las imágenes para agrandarlas y ver la leyenda)

La plaza está presidida por Man and Pegasus, una escultura del sueco Carl Milles (1875-1955 ) colocada sobre un alto pedestal. Aquí, entre montes japoneses, resulta fascinante ver esta imagen que representa la caída del héroe griego Belorofonte del caballo alado Pegaso en su intento de alcanzar el Monte Olimpo.

En un lateral de la plaza encontramos La Pleureuse (1986) del francés François-Xavier Lalanne (1927-2008) y su esposa Claude. Una cara de mujer hecha de piedra caliza llora lágrimas que alimentan una fuente. Sus cabellos están hechos de hojas verdeazuladas.

Y en otro ángulo de este espacio circular, junto al mirador que se abre al paisaje, se levantan cuatro estatuas humanas. Son obra de Émile-Antoine Bourdelle (1861-1929), ayudante en el estudio de Auguste Rodin. Representan a La Elocuencia, La Libertad, La Fuerza y La Victoria. También de Bourdelle podemos ver en la Plaza Central El Arquero, que no es otro que Hércules preparándose para disparar sus flechas contra unos pájaros fantásticos.

"La Elocuencia", "La Libertad", "La Fuerza" y "La Victoria" de Émile-Antoine Bourdelle, Museo al Aire Libre de Hakone, Japón
«La Elocuencia», «La Libertad», «La Fuerza» y «La Victoria» de Émile-Antoine Bourdelle

Sfera con Sfera

Son muchos otros los escultores de fama mundial representados en el Musel al Aire Libre de Hakone. El italiano Arnaldo Pomodoro (1926-) está presente con una obra de su famosa serie Sfera con Sfera. Se trata de una colección de esculturas en las que una esfera metálica fracturada contiene otra esfera rota en su interior. La primera esfera de Pomodoro se concibió para los Museos Vaticanos, aunque más tarde el artista realizó otras piezas que se pueden ver en lugares como el Trinity College de Dublín o la sede de las Naciones Unidas en Nueva York. Como explica Pomodoro, «en mi escultura, la forma del mundo contiene en sí la forma de la ‘ciudad ideal’, concebido por los artistas del renacimiento italiano. Esto, a su vez, contiene mis esperanzas y sueños y los de muchos otros ciudadanos del mundo.»

Escultores de renombre interncional

De repente de la tierra emerge una gran mano de aluminio, Big Hand, del escultor alemán Rainer Kriester (1935-2002). También alemanes son MatschinskyDenninghoff, o lo que es lo mismo la pareja formada por Martin Matschinsky (1921-) y Brigitte Meier-Denninghoff (1923-). Su obra Sturm, que significa tormenta o ataque, recuerda a un gran árbol de acero inoxidable cuyas ramas han sido podadas y truncadas.

Sphères-Trames es una escultura colgante del francés François Morellet (1926-2016) que atrae enseguida la mirada. Forma parte de una serie de obras flotantes que el artista concibió entre 1962 y 1966. En Two figures, la escultora británica Barbara Hepworth representa la cercanía amistosa de dos organismos, representados por dos figuras abstractas de bronce.

Pero estos son sólo algunos ejemplos de los artistas representados en el Museo al Aire Libre de Hakone. La valiosa colección cuenta también con un Miró (Personnage) o un Rodin (Balzac), además de otras muchas piezas de las que veremos algunas más a continuación.

Niki de Saint Phalle

Miss Black Power (1968), con su piel oscura y su vestido caleidoscópico, es una de las nanas de la artista francoestaounidense Niki de Saint Phalle (1930-2002), autora de la famosa fuente junto al Centro Pompidou de Paris. Las nanas reivindican a una mujer libre, desenfada y segura de sí misma. Están repartidas por todo el mundo y hay varias de ellas en Hanover, ciudad que nombró a Saint Phalle ciudadana de honor, como se cuenta en esta entrada del blog.

Henry Moore

El Museo al Aire Libre de Hakone alberga una colección de más de 20 piezas del británico Henry Moore (1898-1986). Junto a la Plaza Circular se encuentra la obra Reclining Figure: Arch Leg, En el otro extremo del parque escultórico, en la Green Plaza, se encuentra un grupo de figuras de Moore que resaltan con su color bronce sobre el verde del césped de verano. Son obras como Mother and Child: Block Seat, Large Spindle Piece o Two Piece Reclining Figure: Cut (ver plano más abajo). Es un entorno de exposición ideal para un artista que consideraba que la escultura era un arte que sólo se manifestaba en su máximo esplendor en espacios abiertos.

Un pabellón para Picasso

De manera algo inesperada, el Museo al Aire Libre de Hakone contiene una gran colección de más de 300 piezas realizadas por Pablo Picasso. Para agruparlas y exhibirlas, se levantó un pabellón rectangular de color blanco dedicado en exclusiva al artista español. Hay cuadros, dibujos, esculturas, tapicerías, esmaltes, objetos de oro y plata, pero sobre todo destaca una extensa colección de cerámica. Los objetos fueron adquiridos a través de Maya Picasso, la hija que el artista tuvo con Marie-Thérèse Walter.

En un lateral del pabellón, se levanta La Fleur qui marche, una gran escultura-flor del artista francés Fernand Léger (1855-1955), que parece desplazarse sobre dos de sus pétalos de colores vivos.

Artistas japoneses

Como no podía ser de otra manera, el museo otorga un gran protagonismo a las obras de artistas japoneses. Destacan esculturas como Intersecting Space Construction (1978), una obra bicolor de Ryoyi Goto (1951-) en la que 144 figuras humanas de acero inoxidable, ellos en negro y ellas en rojo, forman un entramado lleno de energía.

L’Homme Végétal de Taro Okamato estira sus sinuosas extremidades blancas sobre el fondo vegetal del museo. En la Plaza Circular se exhiben las originales «Sonido del viento» y «Sorpresa con una mirada-V» de Takao Tsuchida.

My Sky Hole es una serie del artista japonés Buchiki Inoue (1930-1997). Hay varias obras de la serie en el Museo al Aire Libre de Hakone, entre las que resalta una gran esfera metálica que cuelga de 4 altos pilares metálicos. Con esta serie, Inoue busca ofrecer al espectador una visión alternativa de su entorno y provocar nuevas percepciones de su realidad.

Hay muchas más obras de artistas japoneses expuestas en el Museo al Aire Libre de Hakone, por lo que se da al visitante una excelente oportunidad para conocer un poco más el arte contemporáneo japonés. Desde luego, para mi fue todo un descubrimiento.

Espacios interactivos

El Museo al Aire Libre de Hakone cuenta además con esculturas y montajes interactivos. Muy cerca de la cafetería y el foot bath, se levanta Symphonic Sculpture del francés Gabriel Loire (1904–1996). Es una torre cilíndrica de 18 metros recubierta de vidrieras de color. En el interior, una escalera de caracol permite ascender hasta la parte superior de la torre y disfrutar de una magnífica perspectiva del Museo al Aire libre de Hakone y del paisaje circundante.

Los niños son muy bien recibidos si quieren explorar el interior de la instalación Curved Space-Diamond Structure del estadounidense Peter Pearce (1936-). Está compuesta de formas con forma de burbuja que le dan un marcado aire galáctico. Los visitantes también invitados a visitar Woods of Net , una construcción de madera ideada por el estudio japonés Tezuka Architects. En su interior cuelga un tejido de red multicolor, diseñado por el artista textil Toshiko Horiuchi Macadam (1940-), con el que juegan los visitantes más jóvenes.

Cafetería y foot bath

¿Una sorpresa más en este museo al aire libre? ¡Una fuente termal natural para baño de pies, una tradición muy japonesa! No hay que olvidar que Hakone es una zona volcánica que forma parte del Parque Nacional Fuji-Hakone-Izu y cuenta con numerosos balnearios naturales. Situado en el extremo opuesto al punto de acceso al gran espacio de exposición, supone un momento de relax antes de recorrer los caminos de vuelta a la Plaza Circular.

Junto al foot bath, el edificio de cafetería, blanco, depurado y lineal invita a entrar. En su interior, espacios abiertos y luminosos, muebles de líneas sencillas y cristaleras por las que se cuela el esplendor de los jardines exteriores.


Lo cierto es que este museo fue todo un hallazgo durante mi viaje a Japón. La riqueza y originalidad de la colección escultórica destaca aún más con su acertada ubicación. Y es que, como dice Moore, el espacio natural juega aquí a favor de la escultura. Este museo fue además pionero en su estilo y precursor de otros museos de escultura al aire libre de Japón como los de Naoshima, Kagawa, Kagoshima o Sapporo. ¡Los anoto para una próxima ocasión!

Cómo llegar

La mejor manera para llegar a Hakone, especialmente si se ha adquirido un Japan Rail Pass, es en tren. Hay que bajarse en la estación Chokoku-no-mori de la línea panorámica de montaña Hakonetozan. Es la estación justo anterior a Gora, final de línea.

  • Desde Tokio se debe tomar el shinkansen o tren bala hasta la estación de Odawara y ahí cambiar a la línea local Hakonetozan. Desde Odawara el viaje dura unos 45 minutos. Este trayecto está enteramente cubierto por el Japan Rail Pass y dura aproximadamente 1h45 minutos.
  • Si no se tiene un Japan Rail Pass, puede compensar otra opción desde Tokio, especialmente si se está cerca de la estación de Shinjuku: la línea Romancecar sale de Shinjuku y llega directamente a la estación de Hakone-Yumoto en poco más de 80 minutos. Hakone-Yumoto ya está en la línea Hakonetozan por lo que hay que cambiar al tren local hasta la estación Chokoku-no-mori.

[Una recomendación]: Después de disfrutar del paisaje y las obras de arte del Museo al Aire Libre de Hakone, ¿por qué no quedarse un poco más en el bonito entorno natural de Hakone? Se puede dormir en un ryokan con baños termales, tan abundantes en esta zona volcánica, y conocer así un poco mejor la cultura japonesa, tal y como te cuento aquí.


Museo al Aire Libre de Hakone (Hakone Open Air Museum)
📍1121 Ninotaira, Hakone, Ashigarashimo District, Kanagawa 250-0407, Japón
📞 +81460821161
🌐 hakone-oam.or.jp
🕑 9:00-17:00
¥ Adultos: 1.600; Estudiantes: 1.200; Niños: 800.

Seguir leyendo:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *