AETHERIA TRAVELS
Estás leyendo:
Qué ver y hacer en Maputo, la capital de Mozambique
0

Breve introducción a Maputo

Maputo, la capital de Mozambique, es hoy una gran ciudad con más de 1 millón de habitantes ubicada junto al Océano Índico. Desde su fundación por los portugueses a finales del siglo XVIII y hasta 1976, su nombre fue Lourenço Marques, en honor al comerciante portugués que en 1544 exploró la bahía natural en la que se asienta la ciudad.

Vista del Barrio de Polana en la parte alta de Punta Vermelha

En 1975, al finalizar la Guerra de Independencia, Mozambique dejó de ser colonia portuguesa y la capital pasó a llamarse Maputo el 13 de marzo de 1976. Maputo es en realidad el nombre de un río que fluye cerca de la ciudad. Durante la Guerra de Independencia, una de las proclamas fue «Viva Moçambique unido do Rovuma ao Maputo«, es decir, desde el norte del país (donde se ubica el río Rovuma) hasta el sur (donde se ubica el río Maputo).

Por la gran avenida que conduce desde el aeropuerto al centro de la ciudad

Una larga y sangrienta Guerra Civil (1977-1992) asoló Mozambique apenas dos años después de la independencia. Tantos años de conflictos bélicos hicieron mella en el desarrollo del país. Las secuelas permanecen bien visibles en las infraestructuras, en las calles de Maputo, a menudo descuidadas, y en los barrios que se alejan del centro de la ciudad y que se vislumbran de camino al aeropuerto.

Calles del Barrio de Nihlamankulu cercano al aeropuerto

Aún así, Maputo es hoy una ciudad portuaria activa y energética, en busca de un progreso creciente durante las recientes décadas de estabilidad. Tras mi visita a la capital de Mozambique, breve pero intensa, resumo aquí qué ver y hacer en Maputo en 3 ó 4 días. Un mapa de localización al final del post muestra la ubicación de los lugares mencionados.

Por la Avenida 25 de Setembro

ÍNDICE DE CONTENIDOS

Qué ver y hacer en Maputo, la capital de Mozambique:
Breve introducción a Maputo

En la parte baja de Maputo:
1. Ver la estatua de Samora Machel en la Plaza de la Independencia
2. Dar un paseo por el Jardín Botánico Tanduru
3. Revivir la historia colonial de Maputo en Baixa y el centro histórico 
4. Descubrir frutas exóticas en el Mercado Central
5. Comprar una capulana en Casa Elefante
6. Disfrutar a todo color de los murales de Sebastião Coana

En la parte alta de Maputo:
7. Subir (o bajar) las escaleras de Maxaquene
8. Visitar el Museo de Historia Natural de Mozambique 
9. Tomar el pulso a la ciudad por las avenidas de la parte alta de Maputo
10. Comprar artesanía en el Parque Dos Continuadores (FEIMA)
11. Visitar la iglesia futurista de San Antonio de Polana
12. Tomar una copa al atardecer en el Hotel Cardoso
13. Cenar en el Barrio de Polana

En los alrededores de Maputo;
14. Hacer una excursión de un día a la Reserva Especial de Maputo

Mapa de localización

1. Ver la estatua de Samora Machel en la Plaza de la Independencia

Una gran estatua del primer presidente mozambiqueño, Samora Machel, preside la circular Plaza de la Independencia de Maputo, ante al Ayuntamiento de estilo neoclásico y la original Catedral de Nuestra Señora de la Concepción (1944).

Estatua de Samora Machel con el edificio del Ayuntamiento (Town Hall) al fondo

Está hecha en bronce, mide unos 9 metros de alto y pesa casi 5 toneladas. Fue diseñada y construida en Corea del Norte. La estatua fue inaugurada el 19 de octubre de 2011, fecha del 25º aniversario de la muerte del Presidente Machel en un accidente de aviación cerca de las fronteras de Mozambique, Suazilandia y Sudáfrica.

[Una curiosidad]: Samora Machel, un miembro destacado de la liga antiapartheid, se casó en segundas nupcias con la abogada y activista Graça Machel que sería posteriormente la esposa del líder sudafricano Nelson Mandela.


2. Dar un paseo por el Jardín Botánico Tanduru

Bajando por la Avenida Samoral Machel desde la Plaza de la Independencia, aparece un arco que da paso a una de las entradas principales al Jardín Botánico Tanduru. A pesar de su nombre, se trata más bien de un parque frondoso y con altos árboles, ideal para descansar un rato del ajetreo de Maputo.

Una vista del Jardín Botánico Tanduru

Fue diseñado en 1885 por el paisajista inglés Thomas Honney, autor por aquel entonces del jardín del Rey de Grecia y del Sultán de Turquía. El diseño del parque y las especies tropicales que crecen junto a las veredas dejan adivinar el esplendor de la ciudad en épocas anteriores.


3. Revivir la historia colonial de Maputo en Baixa y el centro histórico

En los barrios Central y Baixa se concentran los principales edificios que perduran desde la época colonial de Maputo. Dando un paseo por la zona se pueden ver algunas bonitas construcciones de finales del siglo XIX y principios del XX, como el del Centro Cultural Franco-Mozambiqueño, junto a la Plaza de la independencia. Hay también buenos ejemplos de arquitectura del hierro, como la curiosa Casa Do Ferro (1892) diseñada por Gustave Eiffel que se encuentra junto al Jardín Botánico Tanduru.

La curiosa Casa Do Ferro diseñada por el ingeniero Gustav Eiffel

Además de una colección de casas coloniales dispersas aquí y allá, destacan los edificios del Mercado Central y de la Estación Central de Ferrocarril, considerada como una de las más bonitas de África. También se puede ver la Casa Amarela (1787), la más antigua de Maputo, hoy convertida en Museo de la Moneda.

Estación de ferrocarril de Maputo
Casa colonial del centro de Maputo, Mozambique
Detalle de un edificio colonial del centro de Maputo

Y un poco más allá, junto al puerto y mirando a la bahía, se levantan los restos reconstruidos de la antigua Fortaleza Portuguesade Saõ Sebastiaõ del siglo XVI. En un próximo post, daremos un paseo más pausado por el barrio de Baixa.

Maputo a la luz del atardecer desde la Fortaleza

4. Descubrir frutas exóticas en el Mercado Central de Maputo

Otra de las cosas que ver y hacer en Maputo es visitar el Mercado Central. Este bonito edificio de principios del siglo XX en pleno centro histórico alberga el mercado más grande de Maputo. Pero más allá de su arquitectura, es un lugar imprescindible para sumergirse un poco más en la vida cotidiana de los habitantes de Maputo.

Piñas en el Mercado Central de Maputo en Mozambique
El Mercado Central es uno de los lugares imprescindibles que ver en Maputo

Verduras, pescados, frutas y muchos tipos de género se apilan sobre las largas hileras del mercado. Es un lugar para pasar un buen rato husmeando, viendo a los tenderos anunciar su género y a las mujeres limpiar los pescados locales. El mercado proporciona una gran oportunidad para reconocer y descubrir frutas exóticas, como tamarindo, papaya o massala, entre muchas otras.

Papayas en un puesto de frutas del Mercado Central de Maputo

Es también un lugar excelente para adquirir souvenirs, como cestería, instrumentos de percusión o figuritas de madera, a precios mucho más competitivos que en otros puntos de la ciudad.

Instrumentos de percusión hechos con massalas

Pero si hay algo que verdaderamente asombra son los numerosos puestos de pelucas y postizos que ocupan la parte trasera del mercado. ¡Y es que por estas tierras el cuidado y la estética del cabello femenino es una cuestión importante!

Uno de los numerosos puestos de artículos capilares del Mercado Central de Maputo

5. Comprar una capulana en Casa Elefante

La capulana (una palabra de origen tsonga) es un rectángulo de tela que las mujeres de Mozambique utilizan como falda, para llevar enrollada en la cabeza o incluso para llevar a los niños pequeños a cuestas, entre otros muchos usos.

El logotipo de la tienda de telas Casa Elefante

En la Casa Elefante de Maputo, situada frente al Mercado Central, podrás encontrar decenas de capulanas. Las paredes interiores de este establecimiento, un clásico de la ciudad, están recubiertas de trozos de tela con una gran variedad de llamativos motivos y dibujos. Es una buena oportunidad para visitar un comercio con producción local y donde compran también los locales.


6. Disfrutar a todo color de los murales de Sebastião Coana

Sebastião Coana (1987) es un artista mozambiqueño. Sus murales de arte urbano están llenos de energía y color. En el centro histórico de Maputo, las pinturas de Coana y las fachadas coloreadas se condensan en unas pocas calles (Travessa da Palmeira, Rua da Gávea), muy cerca de la Mezquita Jumma Masjid, dando alegría y revalorizando edificios de paredes deterioradas.

Mural a todo color de Sebastiao Coana en el centro de Maputo

Coana ha contado para este proyecto llamado ‘Bring Back Maputo’ con estudiantes de arte, pero también con hombres y mujeres de barrios marginales, en un ejercicio de concienciación e integración social.

Mural de Sebastiao Coana en la Calle Gaveda de Maputo
Los coloridos murales de Sebastiao Coana decoran el centro histórico de Maputo
Obras de Sebastiaõ Coana en la Rua da Gàvea
👉 Cuenta de Instagram de Sebastiaõ Coana:
@sebastiao_coana

7. Subir (o bajar) las escaleras Maxaquene

Después de visitar el centro histórico de Maputo, toca subir a la parte alta de la ciudad donde se encuentra el Museo de Historia Natural de Mozambique, uno de los lugares principales que ver en la ciudad. Se puede llegar desde la Plaza de la Independencia ascendiendo gradualmente por la Avenida Patrice Lumumba, que cuenta con restaurantes y algunos hoteles.

Pero el gran desnivel de altura entre los barrios altos y bajos también se puede salvar fácilmente por las escaleras Maxaquene, situadas en la punta del extremo sureste de Maputo ó Punta Vermelha. Atravesando un amplio espacio verde que recubre el desnivel de tierra rojiza, las escaleras suben desde la parte más moderna del barrio Central C, junto a la bahía de Maputo, hasta el animado barrio alto de Polana Cimento A (ver localización).

Vista desde lo alto de las Escaleras Maxaquene junto al Hotel Cardoso y el Museo de Ciencias Naturales

Las Escaleras Maxaquene, antes grises y anodinas, se llenaron de color peldaño a peldaño gracias a una iniciativa artística para el empoderamiento de los jóvenes promovida también por el artista urbano Sebastião Coana. La idea es revalorizar algunas zonas de la ciudad y crear nuevas atracciones turísticas en Maputo en base al potente atractivo visual de los colores vivos.

Las escaleras M
Subiendo las escaleras Maxaquene hacia el Museo de Historia Natural y Teachers Gardens

8. Visitar el Museo de Historia Natural de Mozambique

Un precioso edificio de estilo neo-manuelino acoge al Museo de Historia Natural de Mozambique. Este centro didáctico pertenece a la Universidad Eduardo Mondlane, la más antigua de Mozambique. Tras la ornamentada fachada de color claro, se esconde un museo de ciencias naturales a la antigua. Sin instalaciones audiovisuales de última generación, como ocurre en muchos museos europeos de su estilo, desprende un cierto toque naïf pero conserva el encanto de la sencillez didáctica.

El Museo de Historia Natural de Mozambique es uno de los lugares que visitar en Maputo
Detalle de la fachada principal del Museo de Historia Natural de Mozambique

Caracolas, estrellas de mar, serpientes e insectos conviven en el interior del museo con animales de la sabana y felinos disecados. Veo a un grupo de niños de colegio, muy atentos a las explicaciones que les da un experto del museo sobre la fauna propia de Mozambique.

Espécimen de molusco marino y su ficha mecanografiada

Otra sección muy interesante se encuentra en un ala de la planta baja y está dedicada a la antropología. Reúne objetos varios como vasijas, instrumentos musicales, joyas, tejidos, armas y escudos de los antiguos pobladores de Mozambique. Fue en el Museo Nacional de Historia Natural donde descubrí la fascinante historia de Yasuke, que puedes leer aquí:

✍🏼 Post: La leyenda de Yasuke, el samurai africano
Figura de madera en el Museo de Historia Natural de Mozambique
Objetos y figuritas del Museo de Historia Natural de Maputo

9. Tomar el pulso a la ciudad por las avenidas de la parte alta de Maputo

Otra de las cosas más sencillas que ver y hacer en Maputo es callejear por la ciudad, sin duda la mejor manera de empaparse de la esencia de Maputo. Una opción es recorrer las grandes avenidas que surcan la parte alta (y también baja) de la capital de Mozambique y que llevan nombres cargados de resonancias políticas ligadas a la independencia del país.

Pasear por las avenidas de Maputo es una buena manera de tomarle el pulso a la ciudad
Paseando por la Avenida 24 de

Son largas vías como las de 25 de Setembro (fecha del comienzo de la guerra de la independencia en 1964), 24 de Julho (fecha del anuncio de la nacionalización de todo el país en 1975), Eduardo Mondlane (el líder del FRELIMO, el Frente de Liberación de Mozambique) ó Mao Tse Tung (fundador y máximo líder del Partido Comunista de China), por citar algunas de las principales. Se pueden recorrer también en taxi, acordando previamente el precio con el conductor.

Un hombre hace cestas en una avenida de Maputo

Maputo es ecléctico, informal, un lugar de contrastes. Edificios altos de estilo racionalista de fachadas desconchadas conviven con casas coloniales que aún evocan un esplendor pasado. En la mediana de una ancha avenida, unos artesanos hacen cestas ajenos al ruido de los vehículos que pasan a su lado. Las estilizadas palmeras se levantan junto a los puestos de fruta ambulantes. Hay energía, hay actividad, la población es joven.

Cartel oxidado de la Avenida 24 de Julho en Maputo, capital de Mozambique
Un edificio de la Avenida 24 de Julho de Maputo, la capital de Mozambique
Sede del Ministerio de Sanidad en la Avenida 24 Julho

10. Comprar artesanía en el Parque Dos Continuadores (FEIMA)

Seguimos en la parte alta de la ciudad, casi en el extremo costero de la Avenida Mao Tse Tung. Ahí está el Parque Dos Continuadores, ocupado de manera permanente por la Feria de Artesanía, Flores y Gastronomía de Maputo (FEIMA), otro de los lugares que ver en Maputo.

Una visita al centro de artesanía FEIMA es otra de las actividades para hacer durante una visita a Maputo, la capital de Mozambique
Una de las entradas a la FEIMA por la Avenida Armando Tivane
Puestos de textiles en la FEIMA

En este lugar se dan cita artesanos que exponen y venden capulanas, cestería, figuritas de madera y plantas, entre otros objetos. ¡No hay que olvidar regatear, siempre hay margen de negociación!

En el Parque, un entorno seguro, hay también varios kioskos con terraza cubierta al aire libre para descansar y tomar una bebida al abrigo del sol y del calor del trópico.

Kiosko del Parque Dos Continuadores
Coloridos trabajos de cestería a la venta en la FEIMA

11. Visitar la iglesia futurista de San Antonio de Polana

Otro de los lugares curiosos que ver en Maputo es la Iglesia de San Antonio de Polana (1962), a apenas una manzana de la FEIMA. De cemento cara vista, tiene forma de virus, de nave espacial o de exprimidor, según algunos. Su arquitectura no deja indiferente: gusta mucho o no gusta nada.

La curiosa arquitectura de la Iglesia de San Antonio de Polana en Maputo de estilo brutalista
Exterior de la Iglesia de San Antonio de Polana

Proyectada por Nuno Craveiro Lopes, su estilo arquitectónico se puede asociar al brutalismo, iniciado por Le Corbusier en los años 1950. Es una muestra más de las diferentes corrientes arquitectónicas que han ido configurando la ciudad de Maputo.

La puntiaguda cúpula de la Iglesia de San Antonio de Polana en Maputo
Detalla de la torre de la Iglesia de San Antonio de Polaba

12. Tomar una copa al atardecer en el jardín del Hotel Cardoso

Al finalizar el día, a tiempo para ver la puesta del sol, hay que acercarse al Hotel Cardoso. Con sus 100 años de antigüedad, es un alojamiento histórico de la capital de Mozambique situado frente al Museo de Historia Natural. De un blanco pulcro, con un estilo entre colonial y Art Déco, está encaramado en el suave acantilado de Punta Vermelha que mira hacia la Bahía de Maputo.

Los agradables jardines del centenario Hotel Cardoso de Maputo
Jardines del hotel Cardoso en lo alto de Punta Vermelha

Sus jardines ofrecen unas espectaculares vistas a la parte más moderna de la ciudad, situada a los pies del hotel, que incluso alcanzan, si se mira a lo lejos, el centro histórico. Es también uno de los mejores lugares para apreciar el gran puente inaugurado en 2018 que, colgado sobre la bahía, une Maputo con Katembe.

Vistas desde el Hotel Cardoso a la parte nueva del barrio bajo desde donde suben las Escaleras de Maxaquene
Vistas a Teachers Gardens y al centro ciudad desde el Hotel Cardoso

Al atardecer, los cielos se tiñen de amarillo y luego de rosa intenso. Todo sucede rápido como ocurre en los trópicos. El Hotel Cardoso es un lugar perfecto para disfrutar de las magníficas puestas de sol que Maputo regala a sus visitantes.

Los atardeceres de Maputo se visten de colores hipnóticos
Atardecer sobre la bahía y el puente Maputo-Katembe desde el jardín del Hotel Cardoso

13. Cenar en el barrio de Polana

Una buena opción tras contemplar el atardecer desde el Hotel Cardoso, es cenar en alguno de los cercanos restaurantes del barrio de Polana. Es un barrio con una amplia oferta gastronómica y de los más seguros de Maputo.

El Café das Acacias, en Teachers Gardens, con espacio abierto y cerrado

Hay cafés y restaurantes de corte internacional y decoración cuidada. Algunos de ellos son el Café das Acacias, con una amplia terraza abierta a los jardines Teachers Gardens, Lumma, una antigua casa blanca rehabilitada y cerrada con una gran cristalera, ó Dhow, una tienda-restaurante con un gran patio con vistas sobre la Bahía de Maputo.

Interior del restaurante Lumma, situado en una antigua casa colonial

Para probar platos y tapas más tradicionales de herencia portuguesa en un ambiente más informal, hay que acercarse a Casa da Maria, un acogedor restaurante-kiosko frente al Hotel Cardoso. En cualquier caso, hay muchos otros restaurantes y bares en el perímetro formado por la Avenida dos Martires da Machava, la Rua Mateus Sansao Muthemba, la Avenida Julius Nyerere y la Avenida 24 de Julho.


14. Hacer una excursión a la Reserva Especial de Maputo

Hay que reservar un día entero de la estancia en la capital de Mozambique para hacer una excursión de ida y vuelta a la Reserva Especial de Maputo. Está situada a unos 70 kilómetros al sureste de la capital y unida a Maputo por una buena carretera. Este espacio natural se llamaba anteriormente Reserva de Elefantes de Maputo y se extiende casi hasta la frontera sur de Mozambique con Sudáfrica (ver localización).

Un grupo de impalas en la Reserva Especial de Maputo

Los animales de la reserva viven en total libertad. Durante el recorrido por caminos de tierra y arena, se puede tener más o menos suerte en el avistamiento de las diferentes especies que pueblan la reserva. Parece que yo la tuve, ya que durante el recorrido pude ver impalas, jirafas, elefantes, cebras o ñúes, entre otros. ¡Un espectáculo fascinante al que no estamos acostumbrados! No hay felinos en este parque natural. Los más próximos se encuentran en el Parque Kruger de Sudáfrica, al que también se pueden realizar excursiones de un día.

Una escapada a la Reserva Especial de Maputo es una actividad imprescindible durante una visita a la ciudad
Una jirafa posando para mi cámara

La parte más oriental de la Reserva Especial de Maputo linda con el Océano Índico. Atravesando la vegetación, se llega de manera casi inesperada a magníficas playas vírgenes con grandes extensiones de arena como la Playa de Punta Membene. Es sin duda otro de los grandes atractivos de la reserva además del contacto con la fauna local.

Playa de Punta Membene en la Reserva Especial de Maputo

Aunque la excursión puede hacerse por cuenta propia, no es recomendable ya que hay que alquilar un jeep o 4×4 especializado y es muy fácil que éste quede varado en la arena. Es mejor disfrutar del día en manos de guías especializados reservando un tour desde Maputo y volver a la ciudad a tiempo de ver otro atardecer glorioso.

Otro hipnótico atardecer desde lo parte alta de Maputo

Hasta aquí llega este recorrido por una ciudad sorprendente y poco conocida. Una fascinante gran urbe que, a la vez que preserva sus tradiciones, mira hacia adelante en un afán de estabilidad y prosperidad.


MAPA DE LOCALIZACIÓN

⌾ Qué ver y hacer en Maputo, la capital de Mozambique:


Seguir leyendo:

(2) Comentarios

  1. Cristina says:

    Como te agradezco el post!! Me ha encantado. Lo cierto es que no recordaba lo mucho que me gusto Mozambique y leyendote me teletransportas a Maputo de nuevo. Coincido en tus valoraciones, aunque tus fotos, como siempre, son mejores que las mias…..
    Yo añadiria una mención a las langostas y los guisos de almejas con anacardos, porque creo que lo merecen, al menos en mi recuerdo. Saludos.

    1. ¡Cristina, qué ilusión leerte por aquí! Muchas gracias por tu comentario. Viajar a Maputo ha sido una experiencia diferente, muy particular. ¡Y gracias por tus añadidos gastronómicos que perfilan aún mejor como es la original capital de Mozambique! Un abrazo viajero y vuelve por este blog siempre que quieras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *